Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA ÚLTIMA CRISIS DE BARAJAS

El Defensor del Pueblo comienza a recibir quejas y la oposición regional exige otro aeropuerto para Madrid

Las reacciones al desbarajuste registrado en Barajas estos días no se han hecho esperar. Sindicatos, partidos políticos y agentes sociales exigieron ayer una solución "urgente" al caos que atraviesa el principal aeródromo español. El defensor del pueblo, Fernando Álvarez de Miranda, indicó que ya ha comenzado a recibir quejas de usuarios afectados por el caos, e instó a los responsables de Barajas a buscar soluciones a un problema que, sostuvo, "desprestigia a los aeropuertos españoles".Los portavoces regionales del PSOE e IU en materia de transportes reclamaron ayer al presidente Alberto Ruiz-Gallardón que apremie al Gobierno central para que construya, "de una vez por todas", un segundo aeropuerto. Es la única solución al "caos" que vive Barajas, opinaron. Para PSOE e IU, el costoso proyecto del Gobierno central del PP de ampliar Barajas no está resolviendo los problemas de saturación. "Es un absoluto error empecinarse en el crecimiento de Barajas. La tercera pista y la supuesta ampliación a una cuarta pista no hacen más que poner parches a una situación de máxima dificultad", dijo el socialista Fernando Abad.

"Desde el PSOE, creemos que es necesario abordar a corto y medio plazo la construcción del segundo aeropuerto en el municipio de Campo Real, según la ubicación prevista en el Plan Regional de Estrategia Territorial", añadió.

Juan Ramón Sanz (IU) responsabilizó de los problemas del aeropuerto a los sucesivos ministros que han pasado por Fomento "desde hace muchos años", dijo. "Lo que está ocurriendo estos días es una consecuencia más de ese empeño por ampliar Barajas hasta la saciedad sin prever que se producen unos cuellos de botella por las propias obras, que imposibilitan su funcionamiento", criticó.

Un portavoz de UGT avanzó que el sindicato pedirá responsabilidades a Iberia por el desbarajuste, mientras que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) calificó de graves los acontecimientos que se suceden en el aeropuerto. "Lo que está pasando no es un hecho circunstancial, nunca había ocurrido algo así, y los consumidores están recibiendo un trato claramente vejatorio", señaló José María Múgica, portavoz de la OCU.

La Cámara de Comercio de Madrid ha dirigido un escrito al ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, en el que le transmite la "preocupación del tejido empresarial madrileño por las irregularidades en el servicio del aeropuerto", y le pide "una solución".

Por su lado, Manuel Cobo, portavoz del PP en la Asamblea, coincide con la oposición en la necesidad de un segundo aeropuerto. "El problema", aclaró, "es su coste, encontrar la enorme financiación que se necesita", agregó Cobo, quien atribuye al anterior Gobierno socialista el actual descontrol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998