Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA ÚLTIMA CRISIS DE BARAJAS

El 87% de las salidas de Iberia sufrió ayer retrasos, frente al 28% del resto de compañías

La puntualidad de Iberia se desplomó ayer. A media tarde, un 87% de sus salidas sufría algún tipo de retraso, según fuentes del aeropuerto, mientras que en el resto de compañías este problema sólo afectaba al 28% de sus salidas. El índice de vuelos puntuales de Iberia, tanto en salidas como en llegadas, se situó en un pobre 25%. Sus operaciones acumularon un retraso medio de 68 minutos. Las demoras del resto de aerolíneas no superaron el cuarto de hora. Entre los pasajeros corrió el rumor de una huelga de celo de los pilotos, pero Iberia lo descartó y achacó la situación al "caos" del aeropuerto.

Iberia negó que los retrasos fueran producto de una huelga de celo de los pilotos. "No es cierto que Iberia y el Sepla [sindicato mayoritario de pilotos] hayan roto las conversaciones, como se está diciendo. Los retrasos se deben a que nuestros aviones tienen que recalar, como mínimo, una vez al día en el colapsado Barajas, por ser nuestro aeropuerto de referencia".Fuentes de la compañía pusieron el siguiente ejemplo: "Una aeronave de una compañía italiana, por ejemplo, parte con un retraso de quince minutos de Barajas, pero al llegar a Roma recupera este tiempo. Un avión de Iberia no puede hacerlo, porque al regresar a Madrid vuelve a perder el tiempo que ha ganado. Y esto puede ocurrir varias veces en una misma jornada. Los retrasos, por ello, son más notables en nuestras aeronaves", explicó ayer una portavoz. La principal compañía aérea española asegura que, si hubiera huelga de celo de los pilotos, lo reconocería. "Pero esta vez no es así. En alguna ocasión sí ha habido huelga de celo de los pilotos, y fuimos los primeros en denunciarlo".

Razones obvias

Sin embargo, para las fuentes aeroportuarias consultadas, la huelga de celo es "una realidad": "La prueba está en que los retrasos son mucho más fuertes en las salidas que en las llegadas. Las razones son obvias. Cuando un avión no ha partido, y el piloto está en huelga de celo, tiene la oportunidad perfecta para emplear todas sus argucias: "Que esta luz parpadea mucho, que falta una maleta, que hay un pasajero revoltoso...". De esta manera, pierden los permisos de vuelo y tienen que volverse a poner en la cola de despegue. Pueden llevar a cabo este tipo de argucias hasta tres veces consecutivas".Iberia insistió ayer en culpar de los retrasos a la modificación del sistema de control aéreo, que obligó a reducir los 50 movimientos a la hora habituales a 45. "No basta con avisarnos de estos cambios. AENA [Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea] tenía que haber realizado una nueva programación para evitar que los aviones se acumulasen. Si hubiéramos sabido que se reducían los vuelos, no habríamos tenido que demorarlos o cancelarlos", se indicó desde la compañía. Este periódico intentó, sin éxito, obtener la versión de los pilotos.

Entre los perjudicados por los retrasos destacó ayer un grupo muy particular. Los cientos de estudiantes españoles que en estas fechas viajan al extranjero para ampliar sus estudios, sobre todo de idiomas. La Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce) denunció que unos mil jóvenes tendrán que iniciar sus actividades fuera de España con retraso o sin equipaje. Clodoaldo Casaseca, presidente de esta asociación que agrupa a unas 70 organizaciones promotoras de cursos, calificó ante Efe de "desastre" la situación de Barajas y denunció que "Iberia aprovecha la temporada de vuelos estudiantiles para subir 10.000 pesetas los billetes de los servicios normales y a cambio ofrece un servicio deficitario. Por toda respuesta, nos han dado un cruce de acusaciones entre el aeropuerto e Iberia".

AENA informó de que el aeropuerto recuperó ayer los 50 movimientos a la hora, tras más de una semana de pruebas de los controladores de Barajas para acostumbrarse a un nuevo sistema informático de control aéreo. Este sistema deberá atender la ampliación del espacio aéreo que requiere la puesta en marcha de la tercera pista. Estas instalaciones estarán a pleno rendimiento a mediados de 1999 y permitirán 75 movimientos a la hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998

Más información

  • Unos mil estudiantes se vieron afectados por la pérdida de maletas y la demora de sus vuelos