Registro de siete horas en la sede del grupo de gasolineras Villanueva

Más de siete horas emplearon ayer doce personas, autorizadas por el juez que instruye el caso por el supuesto fraude de las gasolineras, en registrar la sede del Grupo Villanueva y copiar los 21.000 archivos informáticos que almacenan su contabilidad. El registro había sido solicitado por el fiscal de Medio Ambiente y Consumo de Madrid, Emilio Valerio Martínez de Muniain, y autorizado por el juez de instrucción número 45, Andrés Javier Gutiérrez Gil. Estas copias serán ahora escrudriñadas en busca de algún resto de la presunta irregularidad que supuso que los clientes recibieran hasta un 7% menos del combustible que habían pagado porque los surtidores habían sido manipulados, según denunció la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en enero.En el registro de ayer participaron, además del fiscal, seis inspectores de la Brigada de Delitos Económicos, cuatro peritos de la Agencia Tributaria expertos en informática y el juez de guardia número cuatro de Alcobendas.

La larga intervención apenas se sintió fuera del edificio, en la gasolinera. Sus empleados, que negaron conocer la intervención, siguieron trabajando como cualquier día. Y los clientes no sabían que ésta era propiedad del grupo sospechoso del fraude. Ni siquiera había coches de policía que señalaran que algo raro pasaba en el edificio de dos pisos, cristales tintados y única puerta controlada a través de un circuito cerrado de televisión, por el que "sólo viene de vez en cuando" el principal imputado, Francisco Javier Villanueva, informa Amaya Iríbar. Los trabajos no se detuvieron ni para comer. Un repartidor de un restaurante cercanó llevó 15 bocadillos hasta el edificio al filo de las tres.

"Tienen para todo el día", se quejaba un empleado. Fue la excepción, porque los trabajadores del mayor grupo empresarial de estaciones de servicio de España -tiene 46, la mayoría de ellas en Madrid, pero también en Albacete, Burgos y Toledo- guardaban ayer un mutismo total. Sobre el registro y sobre sus patronos.

La investigación económica del Grupo Villanueva comenzó a finales de enero. Ese mismo mes fueron cerradas, por manipulación de los surtidores, 15 estaciones del grupo en Madrid y Castilla-La Mancha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de junio de 1998.

Lo más visto en...

Top 50