30 entidades de Nou Barris declaran persona no grata al concejal Santiburcio por una carga policial

Un detenido y dos policías y ocho jóvenes con contusiones es el resultado de una carga policial y posteriores enfrentamientos entre jóvenes y la Guardia Urbana de Barcelona en el barrio de la Prosperitat. Un total de 30 entidades del barrio han condenado la actuación policial y han declarado al concejal del distrito, Antonio Santiburcio, persona no grata por los incidentes, que se desarrollaron con motivo de la colocación de un escenario alternativo que, según el Ayuntamiento, carecía de permiso. Andrés Naya, presidente de la Asociación de Vecinos de la Prosperitat, que se encontraba en el lugar de los hechos, aseguró que la carga se produjo sin que mediara ningún tipo de acción violenta por parte de los jóvenes. "Desde hace 10 años negociábamos un lugar para montar el escenario para grupos alternativos y nunca había pasado nada. Este año el Ayuntamiento ha dado permiso para montarlo junto a la tapia del cementerio de Sant Andreu, que se halla fuera del barrio de la Prosperitat, en el de Porta. Como son grupos que necesitan mucha potencia de sonido, consideramos ilógico que fueran los vecinos de otro barrio quienes tuviesen que soportar hasta altas horas la música de una fiesta mayor ajena, así que colocamos el escenario en otra ubicación, en la confluencia de las calles de Río de Janeiro y Valldaura. La toma de corriente es municipal y el concejal se paseó por el barrio, lo vio y no dijo nada. No pensamos, por tanto, que sucedería lo que ha ocurrido esta mañana [por ayer], cuando se han presentado los antidisturbios y han obligado a levantar el escenario", explicó Naya. Los jóvenes, prosiguió el presidente de la asociación de vecinos, procedieron a desmontarlo con calma pero sin emplear ningún tipo de violencia. Cuando llevaban varias horas haciéndolo, la policía comenzó a cargar, según la versión de Naya. El colectivo organizador de este escenario alternativo, Los pesaos, aseguró que disponía de todo tipo de permisos y que fue el distrito el que les proporcionó las tomas de luz. La versión oficial, por su parte, asegura que el gerente del distrito ordenó que desmontara la instalación. "A las 8.30 horas hemos empezado a negociarlo y no esperábamos que la cosa acabara como acabó", manifestó una fuente policial. A mediodía, de acuerdo con la versión policial, algunos jóvenes comenzaron a increpar y a lanzar piedras a los agentes, lo que provocó la carga de los antidisturbios de la Guardia Urbana. Diversos colectivos de jóvenes tenían previsto concentrarse anoche en la plaza de Ángel Pestaña, de la Prosperitat, para protestar por la actuación de los antidisturbios de la Guardia Urbana y la detención de un joven, acusado de agresión a la fuerza pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 31 de mayo de 1998.

Lo más visto en...

Top 50