Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vizcaya se plantea reducir las sanciones fiscales para favorecer que se paguen

La Hacienda de Vizcaya se plantea reducir algunas sanciones por fraude fiscal para inducir a los evasores, especialmente empresarios y profesionales, a que paguen las multas. Así lo aseguró ayer en las Juntas Generales el diputado de Hacienda, Fernando Olmos, quien, no obstante, calificó la evasión como "una apuesta perversa" contra los ciudadanos cumplidores. Izquierda Unida criticó duramente varias medidas expuestas por Olmos al señalar que "se reduce el fraude por la vía de legalizarlo".

El responsable de la Hacienda vizcaína se mostró satisfecho con el desarrollo del Plan Integral de Lucha contra el Fraude que la entidad foral puso en marcha hace un año, aunque admitió que nunca se alcanzará a todos los evasores fiscales. El juntero de Izquierda Unida José María Fernández Espinosa calculó que el fraude en el territorio histórico se eleva hasta 200.000 millones de pesetas y que sólo se consigue recaudar un 10% del total con las inspecciones fiscales. Fernando Olmos apuntó, entre otras medidas para perseguir a los evasores, que se aumentará el intercambio de información con el resto de las haciendas forales, la Hacienda del Estado, otras administraciones españolas y la Tesorería de la Seguridad Social. Otra de las iniciativas que se adoptarán será incrementar la plantilla de inspectores y subinspectores en un total de 36 personas. Pero el diputado vizcaíno manifestó también que Hacienda está considerando una medida que "a algunos puede parecer paradójica". "Nos planteamos con sentido muy realista incluso rebajar en algunos casos las sanciones, pero a cambio de que se ingresen. Acabará siendo más práctico sancionar a más defraudadores y que se vean compelidos a cumplir la sanción, que sancionar mucho a pocos contribuyentes". Olmos esgrimió razones de pragmatismo para justificar la medida y lanzó un aviso a los "asesores y consejeros" de los defraudadores: "La información de que disponemos es cada vez más amplia". Gestión del NIF El diputado de Hacienda también anunció que dentro de escasas semanas el fisco foral comenzará a entregar a las sociedades el Número de Identificación Fiscal (NIF), gestión que hasta ahora realiza la Delegación de la Agencia Estatal Tributaria. "Vamos a seguir muy de cerca en el censo a aquellos que nos torean [alegando] que no reciben notificaciones". La intervención del diputado satisfizo a todos los grupos políticos excepto a Izquierda Unida y Herri Batasuna. Fernández Espinosa aseguró que hay personas que se constituyen en sociedades para tributar por el Impuesto de Sociedades y pagar así el 32,5%, en lugar de pagar una tarifa mucho más elevada por IRPF. Y que el dinero oculto que está floreciendo en fondos de inversión, antes de la entrada en vigor del euro, no se persigue como se debiera. "Se elimina el fraude fiscal por la vía de legalizarlo", añadió el representante de Izquierda Unida. Fernando Olmos también apuntó durante su compareecencia que próximamente se modificará la Norma General Tributaria para reducir las retenciones a los trabajadores por cuenta ajena, para hacer posible el pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas mediante tarjetas de crédito, ampliar la domiciliación bancaria e instaurar la autoliquidación en el Impuesto de Sucesiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de mayo de 1998

Más información

  • IU acusa a la Hacienda foral de luchar contra el fraude "legalizándolo"