Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clinton irá a China en junio, pese a la oposición de los republicanos

Bill Clinton anunció ayer que viajará a China el próximo 24 de junio, en contra de la petición de la mayoría republicana en el Congreso de Estados Unidos. Trent Lott y Newt Gingrich, los líderes republicanos en el Senado y la Cámara de Representantes, desean que el presidente aplace o suspenda ese viaje, dadas las sospechas existentes sobre la vinculación entre la política de Clinton de apertura a Pekín y el dinero recibido del Ejército chino para su campaña electoral de 1996.«Creo que sería un error aplazar el viaje», dijo Clinton. «Tenemos un montón de asuntos que resolver y suficientes pruebas de que es importante avanzar en nuestras relaciones bilaterales», añadió. El viaje será el primero de un presidente norteamericano al gigante asiático desde la represión en 1989 de la revuelta democrática de Tiananmen.

Pero los republicanos lo ven de otra manera. «El presidente no debería ir a China hasta que se aclare públicamente todo lo relacionado con los fondos electorales ilegalmente vertidos por China y todo lo relacionado con la entrega a China de nuestros secretos nacionales sobre misiles», dice Gingrich. «Estamos muy alarmados por la transferencia de tecnología norteamericana a China, que ha servido para mejorar sus sistemas de misiles y satélites», apostilla Lott.

La Cámara de Representantes le dio la pasada semana una bofetada a la política china de Clinton al votar una ley que prohíbe la exportación a China de tecnología relacionada con la seguridad nacional, incluidos misiles y satélites. Muchos congresistas demócratas votaron junto a los republicanos en contra de la Casa Blanca. Pero el Senado debe ratificar todavía esa ley.

Clinton, entretanto, va a tener que lidiar con una nueva investigación sobre sus actividades políticas o personales. Por iniciativa de Gingrich, la Cámara creará en fechas próximas un comité que intentará descubrir si existen vínculos entre la política china del presidente y el hecho comprobado de que su campaña para la reelección recibió, a través del recaudador Johnny Chung, un mínimo de 100.000 dólares (15 millones de pesetas) entregados por el Ejército chino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de mayo de 1998