Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apoyo unánime del PSOE a la nueva dirección del Grupo Parlamentario

La nueva dirección del Grupo Parlamentario Socialista, elaborada por el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, José Borrell, obtuvo ayer el refrendo unánime de todos los parlamentarios socialistas sin necesidad de que se procediera a una votación durante la reunión del grupo. Borrell, que ocupará el puesto de portavoz, anunció que la estrategia de los socialistas en el Parlamento se centrará a partir de ahora en denunciar la política económica del Gobierno del PP.

Tal y como se había anunciado, el ex ministro de Trabajo y diputado por Asturias Luis Martínez Noval, con la denominación de portavoz adjunto, tendrá encomendada la tarea del trabajo parlamentario diario. La ex secretaria de Estado de Justicia María Teresa Fernández de la Vega se mantiene en la dirección pero asciende a secretaria general del grupo. Del equipo anterior permanece también Francisco Fernández Marugán y se incorporan el diputado por Cádiz Sergio Moreno y la diputada por Lleida Teresa Cunillera. Jesús Caldera, hasta ahora secretario general, y Mercedes Aroz, secretaria general adjunta, dejan sus tareas en la dirección del Grupo Parlamentario Socialista.

Despedida de Eguiagaray

El que fuera portavoz hasta ahora, Juan Manuel Eguiagaray, que ya durante la campaña electoral de las primarias socialistas puso su cargo a disposición del partido incluso antes de que se conociese la victoria de Borrell, se despidió ayer de sus compañeros agradeciendo la actitud de colaboración que han mantenido con él. Eguiagaray declaró que se marcha "con un emocionado muchas gracias". En un futuro próximo, el hasta ahora portavoz asumirá la portavocía de su grupo en la comisión de Economía y Hacienda.Eguiagaray admitió con toda normalidad el relevo de su cargo decidido por Borrell como "una expresión clara del liderazgo social que le corresponde".

Borrell también tuvo palabras de agradecimiento para los que dejan la dirección del grupo parlamentario y anunció que, a partir de ahora, la estrategia de los socialistas en el Parlamento tendrá como eje fundamental denunciar los desequilibrios de las cuentas públicas y hacer llegar a los ciudadanos el mensaje de que, aunque las cifras macroeconómicas marchan bien, el Gobierno que preside José María Aznar maquilla las cuentas para ocultar déficit que, en su opinión, ponen en muy grave peligro el futuro del país, tanto en lo que respecta a la Seguridad Social, de forma específica, como respecto a la situación presupuestaria en general.

Pese a que entre los diputados socialistas se han oído numerosas críticas a la intervención del candidato socialista en el debate del estado de la nación, centrada en la denuncia de un agujero en las cuentas de la Seguridad Social, Borrell entregó ayer a sus compañeros un documento en el que justifica la preocupación por lo que él considera "una herencia envenenada" que el Gobierno del Partido Popular puede dejar a los que le sucedan.

Según Borrell, el Ejecutivo actual con su política "tapa agujeros y traslada al mañana los déficit que se ocultan hoy. En su opinión "el Gobierno, estando en una fase expansiva, proyecta déficit al futuro, por lo que cuando la fase sea baja la situación puede ser muy grave".

Empezar con mal pie

Borrell, Martínez Noval y Fernández de la Vega acudieron ayer, por primera vez, a la reunión de la Junta de Portavoces. El nuevo portavoz adjunto de los socialistas admitió bromeando, en una rueda de prensa posterior, que no habían empezado "con buen pie" ya que se encontraron con la oposición frontal del Partido Popular a introducir en el orden del día del próximo pleno del Congreso una proposición de ley sobre el aborto.Al margen de esta primera confrontación política, Martínez Noval aseguró que sería "incoherente" por su parte hacer ningún tipo de crítica a la anterior dirección del grupo parlamentario socialista, ya que él mismo fue portavoz de Economía. El nuevo portavoz adjunto se limitó a explicar que cualquier cambio supone "insuflar aire nuevo y aportar nuevas ideas, impulsos y esfuerzos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de mayo de 1998

Más información

  • No hubo necesidad de votación