Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
51º FESTIVAL DE CANNES

Cita con los grandes talentos

Más países que nunca y la mayor calidad posible. Ése parece, a priori, el lema de la 51ª edición del Festival de Cannes, que se abre hoy con la proyección de Primary colors, la esperada mirada de Mike Nichols sobre la agitada vida sexual y política de Bill Clinton (John Travolta). El festival ha seleccionado unos 60 filmes: 22 van a la competición oficial, ocho a las sesiones especiales (fuera de concurso), y el resto, 27, a Un certain regard . El jurado, que presidirá Martin Scorsese, decidirá la Palma de Oro entre una lista que cuenta con grandes talentos como Lars von Trier, Ken Loach, Theo Angelopoulos, Nanni Moretti, John Turturro, Terry Gilliam y Roberto Begnini.La lucha por la Palma de Oro presenta un cartel atractivo y diverso. Entre las 22 películas a concurso, las hay de 16 países distintos, contra 11 que hubo en 1996. Cuatro son francesas (de Patrice Chéreau, Benoit Jacquot, Erick Zonca y Claude Miller); cuatro estadounidenses (Hal Harley, Lodge Kerrigan, Gilliam y Turturro); dos británicas (Loach y Todd Haynes); dos danesas (Von Trier y Thomas Vinterberg); dos de Taiwan (Hsiao Hsien y Ming-Liang); dos italianas (Moretti y Begnini), y una de Argentina-Brasil (Héctor Babenco), Australia (Rolf de Heer), Colombia (Víctor Gaviria), Grecia (Theo Angelopoulos), Irlanda (John Boorman) y Rusia (Alexéi Guerman).

La nómina de grandes realizadores se amplía en las sesiones especiales, fuera de competición pero llenas de consagrados. La primera en llegar será Primary colors, que bajo su apariencia facilona (mucha referencia a Clinton «el pichaloca») pretende poner patas arriba al sistema democrático estadounidense. Y antes de la clausura con Godzilla, de Roland Emerich, otros cineastas de postín: Shomei Imamura (Kanzo sensei), Manoel de Oliveira (Inquietude); Carlos Saura (Tango), y Roland Joffé (Goodbye lover).

Viejos monstruos

En Un certain regard enseñarán sus últimos trabajos otros viejos monstruos geniales. El octogenario Ingmar Bergman, que acaba de anunciar su regreso al cine, presenta En presencia de un payaso, filme realizado para la televisión sueca. Y el mexicano Arturo Ripstein muestra El evangelio de las maravillas, con Paco Rabal en el papel protagonista. Además, el actor Robert Duvall dirige e interpreta El apóstol.Pero también hay sitio en esa cierta mirada para los debutantes. El más esperado sin duda el estadounidense Paul Auster, que, tras prestar su escritura a Smoke y Blue in the face, dirige Lulú on the bridge con un reparto de lujo: Harvey Keitel, Mira Sorvino, Willem Defoe y Vanessa Redgrave.

La presencia española, además del citado Tango de Carlos Saura, se limita a Alfonso Amador y Nicolás Méndez, que concurren al premio de cortometrajes. Santiago Segura acude con Torrente... a la Semana de la Crítica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de mayo de 1998