Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grupos de ciervos destrozan las viñas de San Martín e Valdeiglesias

Las viñas de San Martín de Valdeiglesias (9.000 habitantes) se han convertido esta primavera en menú cotidiano de los ciervos que viven en los bosques cercanos. El alcalde, José Luis García Sánchez, cifró ayer en 20.000 los brotes nuevos destruidos por los ciervos y achacó esos daños, según Europa Press, a los trabajos de limpieza forestal que realiza la Comunidad. Los agricultores afectados por los daños afirman que esos trabajos asustan a los animales que llegan hasta el pueblo buscando comida. García Sánchez ha escrito a la Consejería de Medio Ambiente para que suspendan los trabajos o tome medidas, como poner vallas que eviten el paso de los ciervos. José Javier Fernández Santamaría, director general del Medio Natural, reconoció ayer que estos animales se están comiendo las viñas -"los brotes tiernos son para ellos un manjar", afirmó-, pero desvinculó ese hecho de las faenas de limpieza forestal: "Actuamos sobre 130 hectáreas, y el coto tiene más de 2.000; no hay una relación causa-efecto. Todos los años en esta época, los ciervos, uno o dos, bajan a las vides, pero si los agricultores no les espantan, vuelven en grupos. Tenemos el deber de hacer esa limpieza, máxime en esa zona, que en 1994 sufrió un incendio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1998