Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre el aula y el hogar

Elisa Pérez Vera fue, en 1975, la primera mujer catedrática de Derecho Internacional Público y Privado, rectora de la UNED de 1982 a 1987 y secretaria general del Consejo de Universidades entre 1987 y 1991. "Las mujeres suelen aspirar poco a puestos de responsabilidad máxima en las universidades", afirma, "y supongo que será por lo que implica de dedicación exhaustiva". Soltera, piensa que casarse implica asumir responsabilidades familiares "y rara vez un hombre está dispuesto a colaborar en ellas". "Es difícil que una mujer casada se presente a una cátedra fuera de su ciudad", añade, "mientras un hombre lo hace con frecuencia".Rosario Valpuesta, de 45 años, primera mujer catedrática de Derecho en Huelva y Sevilla, es la única rectora española en la actualidad; en la Pablo de Olavide de Sevilla. Madre de dos hijos, Valpuesta asegura que la libertad de horarios en la universidad, sobre todo en las carreras de humanidades y de ciencias sociales, permite hacer compatibles las vidas familiar y profesional, "siempre que el padre contribuya", precisa.

Llegar a ser catedrático responde a una carrera de fondo que requiere tiempo y dedicación, según Manuel Gala, rector de la Universidad de Alcalá de Henares. "Y existe un condicionamiento biológico que tiene que ver con la maternidad. Una mujer con dos hijos distrae cinco años de su carrera", apunta Gala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de abril de 1998