Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Todavía hay focos de resistencia en el rock"

Madrid Después de su álbum Naughty little dog, de 1996, Iggy Pop se ha dedicado a probar cosas distintas. Hizo varios papeles cortos en algunas películas, compuso una partitura para una compañía de danza y la banda sonora de un filme francés. Pero también estudió canto, con la intención, según afirmó hace unos meses, de emular a Frank Sinatra y a ¡Julio Iglesias! Sin embargo, los admiradores de uno de los rockeros más salvajes, inspirador del punk, no deben rasgarse las vestiduras. Iggy Pop, que actuará el próximo sábado 5 de abril en el Festival Espárrago Rock de Granada, no los traicionará. Trae rock puro y duro para sus seguidores."He hecho tantas cosas el año pasado que ya no me acuerdo bien. Hice la banda sonora para una película, The brave, fue una gran experiencia para mí. En cuanto al bel canto, es cierto. Trato de mantener mi interés por la lírica y creo que eso ha influido en las últimas cosas que he compuesto. Estoy a punto de entrar al estudio a grabar un álbum con Don Was, como productor. Hasta que no lo haces no sabes cómo va a salir, pero no creo que termine por sonar a algo que pueda estar de moda. Y no voy a cantar covers ni hacer versiones tecno de cancione de pop".

"Creo que estoy en un punto de fin de trayecto en mi vida", dice el músico, de 51 años. "Creo que he refinado mi percepción del rock and roll y la he llevado lo más lejos que he podido. De momento estoy tratando de ir con mi espectáculo a lugares donde no he tocado, y es por eso que me interesa actuar en Granada. Nunca he llegado más al sur de Valencia. Iré con un espectáculo que llevo trabajando durante algún tiempo, puro rock, con canciones de distintas épocas. Pero musicalmente quiero hacer algo distinto. No me interesa introducir las tendencias de moda en mi construcción del pop, por lo que he estado trabajando mi voz y las melodías. A ver qué sale".

Lucha interna

Después de años, décadas, sacando la voz desde la emoción más cruda, Iggy Pop ha decidido educar su instrumento para explorar nuevas posibilidades. Iggy Pop se ríe de esta irónica situación. "Supongo que ya era tiempo. Siempre sostuve una especie de lucha interna entre dos partes de mí. Una de ellas, más refinada, y otra que sigue siendo un poco salvaje".Iggy Pop ha dado señales de tener más de dos partes en lucha. Su carrera como músico no lo ha apartado de otras actividades creativas, como actor, como escritor. "Estoy tentado por todas esas formas de expresión. Lo que espero es que todas ellas alimenten mi música, porque es la única disciplina que se ha convertido en mi herramienta de trabajo. Sin embargo, me sigue interesando la fotografía, la danza, teatro; trabajo como actor en, televisión y cine, de vez en cuando... No creo tener un talento claro para actuar, pero a veces no necesitan un actor convencional, sino una presencia, y eso es lo que yo soy".

El momento presente para el rock es algo confuso, e Iggy Pop lo ve así. "Es un momento de distorsión", afirma. "Así como la gente de hoy compra en los grandes almacenes, la industria musical se ha estandarizado. Pero todavía hay focos de resistencia en el rock. La diferencia es que ahora la máquina es tan eficiente que es fácil para un chico o chica de 20 años imaginarse que en pocos años, y si hace los movimientos apropiados, puede tener millones de dólares antes de los 25. Eso no era así en mi época. Creo que las tentaciones y las presiones son mayores hoy. En alguien como Kurt Cobain puedes ver la tortura por la que atravesó por tratar de molar a la gente y a la vez soportar las presiones de una carrera", dice.

"Yo tuve suerte porque, cuando tenía cierta edad, estaba tan disgustado con la vida misma, y tan colocado y tan feliz con el placer de tocar cierto tipo de música, que lo que me importaba era mantener mi imagen. Era más importante mantener la autoestima, aunque tampoco pensabas en ser un santo. Yo no puedo ser un jodido santo, soy vicioso, avaro, malo, ambicioso y todo eso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de marzo de 1998

Más información

  • IGGY POP: ROCKERO