Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANTAMARíA DE BOGOTÁ

Seis aguaceros, cinco orejas

Última corrida de abono, bajo el agua. Seis toros, seis aguaceros, cinco orejas. Los de Alcurrucén le sacudieron el agua a los petos y la convirtieron en cascada de bravura, empañada luego por los trastos de una terna que se entregó totalmente.

La corrida fue una baraja que se abrió con la mansedumbre del primero, que rehusó la lidia, y continuó con cinco cartas que metían la cabeza bajo los vuelos de la muleta, algunas veces hasta terminar deslizándose sobre el piso anegado. El tercero fue tan dulce y bondadoso que terminó por empalagar, y el cuarto, tan violento y encastado que nos devolvió el sabor del peligro.

Ambos, el dulce y el amargo, se fueron sin orejas. El amargo, que luego del tercer muletazo se paraba, que no repetía pero quería comerse al torero con la cuerna y con la respiración. César Rincón lo lidió de forma magistral. "Una faena para Madrid", decían en los tendidos.

Alcurrucén / Rincón, Caballero, Barrera

Toros de Alcurrucén bien presentados, bravos.César Rincón: estocada (palmas); estocada (dos orejas). Manuel Caballero: estocada (dos orejas); varios pinchazos (aviso y pitos). Vicente Barrera: pinchazo y descabello (palmas); estocada (oreja). Plaza de Santamaría, 1 de marzo. Lleno.

Y es verdad: fue una faena tan completa que le valió el trofeo a la mejor de la temporada. Luego recibiría otro: el del triunfador de la feria. A Rincón lo había antecedido Caballero, con su muleta templada, larga, muy, muy lenta. Si su primero fue de dulce, él estuvo profundo.

Y Barrera: Barrera gustó porque se entregó, porque toreó bien, porque fue honesto. Debería haber salido a hombros con sus alternantes, pero el estoque, una vez más, le impidió cobrar un triunfo que bien merecía. La temporada colombiana cerró con nubes cargadas y faenas toreras. ¿Qué importa la lluvia?

Bernáldez, herido

Otros festejos del domingo en América, informa Efe:Guadalajara (México). Novillos de Atenco. Fermín Bernáldez corneado en la ingle, de pronóstico reservado, por el primero. Gerardo Gaya, silencio, palmas y silencio. Antonio Guajardo, silencio, silencio y aplausos.

Tapachula (México). Novillos de Trincheiras. Humberto Flores, oreja y vuelta. El español El Poli, oreja y dos orejas.

Mexicali (México). Toros de Fernando de la Mora. Eloy Cavazos, aplausos y dos orejas. Manolo Arruza, oreja en los dos. El Gallo, ovación y vuelta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1998