Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Fortes indaga en el 'síndrome del regreso' en su segunda novela

La escritora Susana Fortes (Pontevedra, 1959) se ha metido en la piel de un periodista, corresponsal de guerra en los Balcanes, para abordar en su novela Las cenizas de la Bounty (Espasa) el difícil retorno de la guerra a unta realidad plana y desconcertante, "Después de vivir una situación límite, todo le resulta extraño al protagonista", explica. "Una guerra es un lugar del que no se puede regresar intacto. Creo que hay un síndrome del regreso, que he podido observar en amigos y conocidos periodistas y voluntarios de las organizaciones humanitarias. Una idea que me pareció fascinante para una novela".Las cenizas de la Bounty, que alude en el titulo a la célebre película El motín de la Bounty, es la segunda novela de esta escritora, que ganó en 1994 el Premio Nuevos Narradores de la editorial Tusquets con Querido Corto Maltés. Si su primera obra era autobiográfica, en ésta la autora dice haber "vampirizado" a sus amigos que han tenido experiencias similares. "Los escritores somos depredadores y usamos a los que nos rodean para trasplantar sus vivencias a la literatura", dice. Y añade: "En esta novela me he distanciado mucho, la primera era más lírica. En la segunda decides si quieres seguir siendo protagonista o escritora".

El argumento transcurre ante el telón de fondo del conflicto en Bosnia, y se articula entre dos historias de amor, una que se desvanece y otra que irrumpe con fuerza. "Pienso que esta guerra ha servido como revulsivo generacional, al poner sobre el tapete conflictos como los provocados por los nacionalismos", dice Fortes.

Para el escritor Martín Casariego, que presentó ayer la novela junto al cineasta Jaime de Armiñán, el protagonista desea confesar una culpa indefinida. "Todos nos sentimos siempre un poco culpables, porque el amor nos convierte en monstruos", dijo.

Casariego destacó la forma en que la autora narra esta historia, "no con la lógica de las cosas ordinarias, sino con los pliegues de la realidad". Para Armiñán, Las cenizas de la Bounty es una novela "de sentimientos y de actualidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1998