Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El, ministro tacha de "catástrofe" el modelo de pago de infraestructuras

El ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, descalifica el modelo de pago adoptado por el Gobierno del PP en grandes infraestructuras, el llamado modelo alemán, del que dice que "puede ser una catástrofe" para el país. También afirma que, aunque existe una declaración ambiental en contra de la tercera pista del aeropuerto de Barajas, "se puede cambiar" porque es una decisión del presidente del Gobierno.

Arias-Salgado, en su intervención ante los diputados y senadores del PP, discrepa del modelo alemán de pago, adoptado por el Gobierno para paliar el déficit presupuestario y facilitar los requisitos de entrada en el plan de convergencia con Europa. El modelo alemán permite empezar a pagar las obras una vez finalizadas, con lo que se retrasa la ejecución de los pagos. El ministro responde a un representante autonómico del PP, según recoge el acta de la reunión: "Creo que una vez que hayamos realizado la segunda fase del modelo alemán habrá que redomarlo (sic) porque nosotros somos unos convencidos de la política del rigor presupuestario, pero el modelo alemán puede ser una catástrofe para este país porque utilizado indiscriminadamente por ayuntamientos, comunidades autónomas y el Estado, lo único que haces es gastarte los presupuestos de los años 2001, 2002 y 2003".

'Cerrar la llave'

Arias-Salgado se muestra favorable a "cerrar la llave del modelo alemán una vez cubierta esta fase donde ha habido que disminuir la inversión pública directa" porque "estaríamos endeudando al país, estaríamos gastando los presupuestos futuros". El ministro de Fomento argumenta: "Yo no creo que este sea un buen planteamiento. Lo que pasa es que ahora nos ha venido bien, y utilizado en términos moderados nos ha servido para compensar una reducción de la inversión pública que era inevitable para cumplir los requisitos [de Maastricht]. Ahora, si yo planteara hoy al vicepresidente económico del Gobierno la mera posibilidad de reducir la cuantía de los proyectos para los que es utilizable el modelo alemán, se cerraría absolutamente en banda y con razón.En otro pasaje se refiere al problema de impacto ambiental que suscita la construcción de la tercera pista del aeropuerto de Barajas, otro elemento clave de la estrategia del Gobierno en materia de infraestructuras. Tras reconocer que la declaración de impacto medioambiental puede limitar la capacidad de crecimiento del aeropuerto de Barajas, el ministro dice que "aunque la declaración se ha hecho, esa declaración se puede cambiar" porque "es una decisión del presidente del Gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 1998