Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Para las elecciones se invertirá en todas las autonomías"

La estrategia que el ministro de Fomento planteó a los representantes autonómicos del PP está imbuída de la preocupación por las elecciones municipales y autonómicas de 1999. Arias Salgado, después de reconocer la restricción en inversiones, debido al cumplimiento de los compromisos de Maastricht, tranquiliza a los diputados y senadores reunidos. "Cuando se produzcan las elecciones del 99, habrá inversión en todas las comunidades autónomas", dice.El ministro de Fomento se refiere en varios pasajes de su intervención al impacto electoral de su estrategia. Señala por ejemplo: "El año 1998 desde una perspectiva electoral será bueno porque si bien el capítulo VI no es excesivamente generoso para fijar inversiones, hemos puesto en marcha una serie de mecanismos buenos para el sector de la construcción para generar actividad económica y empleo. Pero, además, en el año 99 la efervescencia de obra en todas las comunidades autónomas va a ser notable".

También sitúa en clave electoral el desinterés de su ministerio en invertir en ferrocarriles. "Os diría que no os comprometáis en ferrocarriles porque vamos mal. Primero porque creemos que es mucho más rentable electoralmente la inversión en carreteras. Segundo, porque la presión para hacer carreteras es mucho mayor que para hacer ferrocarril".

En otro momento de la reunión, tras referirse a las dificultades presupuestarias actuales, asegura que "en la primavera de 1999, todas las comunidades autónomas van a tener enmarcha las prioridades. Eso es lo importante".

Les aconseja a los diputados y senadores, que "tienen una fuerte presión provinciana", que no se dejen "coger en compromisos que no podamos hacer, por que es ahí donde nos atacan en la campaña electoral" y recomienda "aguantar con cintura política en aquellos compromisos que se sabe que se van a cumplir por que entonces llega la campaña electoral habiendo cumplido lo comprometido".

En otro momento, les anima con compromisos que podrán reflejarse antes de las elecciones municipales y autonómicas. Por ejemplo, se dirige a "los compañeros de Rioja, que me miran con cara de tristeza" y les recuerda que "se van a llevar once mil millones de pesetas de inversión por el modelo alemán". Y añade: "Por tanto, quiere decirse que cuando se produzcan las elecciones del 99, habrá inversión en todas las comunidades autónomas".

Arias Salgado argumenta que las obras del llamado modelo alemán -de inicio de pago al final de la obra- figuran como inversiones que se pagarán en los años 2001-2002. "Están metidas en el anexo de inversiones para que se puedan capitalizar porque el hecho de pagar en el año 2001 -2002 es indiferente. Lo importante es que se inicie la obra, y todas las que van por el modelo alemán, van a iniciarla con carácter inminente; todas porque el proyecto está hecho, y lo que se pone simplemente en circulación es la contratación de la obra", explica.

El ministro concluye, dirigiéndose a los diputados y senadores provinciales: "La filosofía es que tengáis tranquilidad. Al 99 llegaremos con las prioridades del partido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 1998