Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos advierten al Gobierno que no debe subir otros impuestos para compensar la reforma del IRPF

El informe de la comisión de expertos que ha elaborado una propuesta para la reforma del impuesto sobre la renta advierte al Gobierno que no debe subir otros impuestos ni proceder a un recorte del gasto social para compensar sus costes. Subir impuestos, como el IVA, sería "regresivo" a juicio de la comisión, es decir, perjudicaría a las rentas más bajas. Señalan, por el contrario, que debe realizarse "un mayor esfuerzo" en la lucha contra el fraude fiscal. Entre las medidas concretas para la reforma del IRPF, el informe propone una deducción general para la renta destinada a ahorro y que en vivienda se pueda aplicar la deducción por amortización del préstamo hipotecario (15% en la actualidad) a un ritmo mayor que el real.

Los expertos entienden que "no debería plantearse la valoración de la reforma enfrentando sus impactos presupuestarios a los posibles sacrificios que, para compensarlos, sería necesario efectuar en gastos públicos redistributivos". Tampoco, añaden en su informe entregado ayer al Congreso, "pretendiendo su compensación con mayores recaudaciones, que habrían de obtenerse de otras fuentes tributarias, sin duda menos progresivas que el IRPF".Por el contrario, entienden que esa compensación debería venir de "un mayor esfuerzo en la lucha contra el incumplimiento fiscal y el apoyo al crecimiento y a la creación de empleo". No debe olvidarse, en su opinión, que "existe campo para que acciones relativamente modestas [en la lucha contra el fraude] puedan proporcionar resultados importantes".

Este equipo, formado por funcionarios, catedráticos y representantes del sector privado, propone en su informe que se unifique el actual tratamiento fiscal del ahorro, con una deducción general. Esa deducción no se concreta ahora, pero se fijó en el 10% en un informe previo entregado al secretario de Estado de Hacienda, Juan Costa, a finales del pasado año.

De esa deducción quedarían excluidas las plusvalías (diferencia entre el valor de compra y el de venta de, por ejemplo, pisos o acciones) que tributarían según el sistema actual; es decir, a un tipo fijo del 20% para las generadas en más de dos años con reducciones proporcionales a la inflación. Las plusvalías podrían compensarse con las minusvalías (pérdidas), si bien se eliminaría la exención actual para las ventas inferiores a medio millón de pesetas.

En cuanto a las rentas del capital (por ejemplo, los intereses de una cuenta corriente), los expertos proponen un sistema similar al actual, aunque debería eleminarse la exención vigente para las primeras 29.000 pesetas. Los expertos creen que debe mantenerse el tratamiento fiscal para los fondos de inversión ahora existente.

La comisión no es partidaria de eliminar la actual retención del 25% sobre las rentas del capital, por los problemas de falta de información que acarrearía. Sin embargo, advierte al Gobierno que debe estar al tanto de las tendencias internacionales y de los acuerdos que se adopten en la Unión Europea, para evitar el problema de la huida del, ahorro en busca de un mejor trato fiscal.

Respecto a la vivienda, el informe recomienda que se elimine la actual deducción en la base del impuesto de los intereses pagados por créditos hipotecarios y que, a la vez, se suprima la consideración como ingreso de la propiedad de una vivienda.

Entienden, por el contrario, que debe mantenerse la actual deducción en cuota del 15% sobre el capital amortizado, si bien con un calendario que permita aplicar una mayor cantidad al principio de la vida del crédito. Es decir, que la deducción pueda anualizarse, independientemente del ritmo de la amortización.

Con ello se pretende suavizar el impacto que supondría para los compradores de vivienda la desaparición de la deducción por intereses, ya que éstos se pagan sobre todo al principio de la vida del préstamo. Aunque el grueso de la amortización se produzca más adelante, podría deducirse desde el principio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998

Más información

  • El informe recomienda una deducción general para todo el dinero que se destine a ahorro