Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo parcial entre Microsoft y el Gobierno de EE UU sobre el navegador 'Explorer'

Gates autoriza a retirar el programa de Windows, 95 o 'borrar' su icono para Internet

La compañía Microsoft y el Departamento de Justicia de EE UU han llegado a un acuerdo parcial, de carácter extrajudicial, por el que los fabricantes de ordenadores podrán borrar del sistema operativo Windows 95 el icono que permite el acceso al navegador de Intemet Explorer o, incluso, retirarlo. El acuerdo resuelve la polémica sobre si Microsoft ignoró la orden judicial que le obligaba a separar Windows 95 y el Explorer. Por otra parte, Microsoft ha anunciado que en 1997 facturó 54 billones de pesetas, una cantidad equivalente a dos tercios del PIB español.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos había pedido al juez Thomas Penfield Jackson que iniciara un procedimiento de desacato al considerar que Microsoft no había cumplido la orden de retirar su navegador de Internet, el Explorer, del sistema operativo Windows 95. Microsoft está siendo investigado por posible violación de las leyes antimonopolioEl acuerdo anunciado ayer puede poner fin a la polémica sobre el posible desacato de la orden del juez, pero eso no elimina la acusación del Departamento de Justicia de EE UU sobre una posible violación del pacto alcanzado en 1995, por el que Microsoft se comprometía a no forzar a los fabricantes de ordenadores a incluir otros programas de Microsoft junto con Windows 95.

Aquel acuerdo comprometía a la empresa de Gates a no unir la venta del sistema operativo a la del navegador de Internet, aunque le permitía integrar productos informáticos; la discusión actual se centra en saber si el Explorer se comercializa conjuntamente con Windows 95 o integrado en ese sistema operativo.

Una vez anunciado el acuerdo, uno de los abogados del Departamento de Justicia, Joel Klein, lo definió como "una victoria para los consumidores". Klein aseguró a las puertas del tribunal de Washington que de esta forma las compañías de tecnología innovadora "no se verán amenazadas por el monopolio que ejerce Microsoft". Bill Neukom, abogado de esta compañía, declaró. que Microsoft "seguirá defendiendo su derecho a crear los productos que demanda el mercado".

Microsoft había mantenido hasta ahora que el navegador de Internet "está tan profundamente integrado en el sistema operativo Windows 95 que es imposible simplemente desactivar el navegador en la versión actual del programa", según un comunicado de la compañía. Expertos informáticos de la competencia pusieron en duda esa justificación: "Si quieren, pueden hacerlo", dijo Gary Reback, abogado de Netscape Communications, que comercializa el navegador de Internet que rivaliza con el de Microsoft y que es, por tanto, el principal beneficiario de la demanda judicial entablada contra esta compañía.

Las nuevas opciones que Microsoft ofrece a los fabricantes, aparte de instalar versiones antiguas de Windows 95, consisten en permitirles retirar el Explorer de la última versión de este sistema operativo, mediante la función añadir/quitar o, simplemente, borrar del escritorio el icono que da acceso al navegador.

Toda esta historia empezó cuando el Departamento de Justicia de EE UU acusó a Microsoft de "burlarse" de la orden judicial que le obligaba a eliminar de Windows 95 el navegador de Internet Explorer. La semana pasada el juez Thomas Penfield Jackson escuchó durante dos días a los letrados de la defensa y de la acusación contra Microsoft, y debía decidir esta semana si imponía a la compañía una multa de 150 millones de pesetas al día por no acatar la orden que él mismo firmó el 11 de diciembre pasado. Antes de que se dicte sentencia, se ha producido el pacto con el Gobierno.

Alza de beneficios

Por otra parte, la compañía Microsoft anunció ayer que sus beneficios aumentaron un 52% en el último trimestre, gracias en buena parte al continuo incremento en la venta de ordenadores.Microsoft consiguió durante el año de 1997 unos ingresos de 359.000 millones de dólares (54 billones de pesetas, dos terceras partes del PIB español), un 34% más que el año pasado. Los problemas judiciales están entorpeciendo la gran apuesta de la compañía para los próximos meses: la comercialización de Windows 98 en el que el Explorer 4.0 va profundamente integrado en el sistema operativo.

En España, la compañía Microsoft facturó el pasado ejercicio 17.291 millones de pesetas, un 53% más que en 1996. Frente a los 12,9 empleados con que cerró el año 1996, Microsoft Ibérica ha clausurado 1997 con 158 trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 1998