Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autodestrucción contra la sociedad moderna

, En los últimos años han proliferado las sectas religiosas que reaccionan contra la sociedad moderna. La proximidad del fin del milenio hace que algunas de ellas funcionen bajo la apariencia de asociaciones poco menos que benéficas y recluten nuevos adeptos con ternura angelical. Son sectas que giran en tomo a la personalidad de un líder en las que los suicidios colectivos y las tendencias autodestructivas son elementos presentes. El caso más representativo se produjo el 20 de noviembre de 1978, en Jonestown, Guayana, fecha en la que 913 personas de la secta del Templo del Pueblo fueron inducidas al suicidio por su guía James Jones, El Maestro, que también murió. La mayoría eran jóvenes norteamericanos.

La Orden Soberana del Templo Solar, madre de todas las órdenes solares posteriores, fue fundada por el francés Jacques Breyer el 12 de junio de 1952, en el castillo de Arginy (Francia). La idea de Breyer era fusionar toda la simbología y esoterismo templario de cara al final del milenio. Este resurgimiento templario solar, organizado como secta destructiva en los ochenta, por los grandes maestros Joseph Di Mambro, Luc Jouret y Julian Origas, avisa del final del milenio y anuncia el retomo en gloria solar de Cristo-Dios, es decir, la Parusía, para el año 2000. Pero para que Cristo regrese se deben dar dos factores: la venida y muerte del Anticristo, el que precede a Cristo; por eso en 1994 la secta asesinó de 54 puñaladas y con una estaca en el corazón a un inocente bebé, Christopher Dutoit, de tres meses.

Esta Orden quedó reconocida oficialmente por el Gobierno de Mónaco el 25 de mayo de 1970, y allí establecieron su primera sede internacional. En Suiza fundaron en 1984 una sociedad secreta y en España se inscribieron como asociación en 1994. La secta está implantada fuertemente en Europa y mantiene conexiones con órdenes y movimientos de la ultraderecha europea. El primer suicidio colectivo de esta secta se produjo el 4 de octubre de 1994 en Cheiry y Salvan, dos idílicas aldeas de Suiza. En total, 48 muertos. El 23 de diciembre de 1995 otros 16 cuerpos fueron encontrados carbonizado s, entre ellos tres niños en un bosque de los Alpes franceses, en la región de Grenoble.

Otro suicidio ritual de la secta del Templo Solar tuvo lugar el 23 de marzo de 1997 en Saint Casimir, una localidad al suroeste de Quebec (Canadá). Los cadáveres de tres mujeres y dos hombres fueron hallados en una vivienda que había sido incendiada.

El 19 de abril de 1993, después de 51 días de asedio del FBI, 85 miembros de la secta de los Davidianos y su fundador, David Koresh, mueren abrasados en un rancho de Waco (Tejas).

El caso de la secta La Puerta del Cielo, cuyos 39 integrantes se quitaron la vida en marzo de 1997 en un Rancho de Santa Fe (Califomia), generó una gran cantidad de información ya que los involucrados tenían una página en Intemet con datos exhaustivos sobre su ideología y explicando sus planes. El motivo del suicidio colectivo era poder subir a un platillo volante que venía tras el cometa Hale Bopp para acceder así a un plano superior de existencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998