Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRIMERA NOCHE LITERARIA DEL AÑO

Valentí Puig gana el Josep Pla con un elogio del escritor ampurdanés

'L'home de l'abric' es un ensayo escrito desde la pasión del lector

Valentí Puig (Palma de Mallorca, 1949), colaborador de EL PAÍS y crítico literario de Babelia y del suplemento de la edición de Cataluña de este diario, Quadern, fue proclamado anoche ganador del Premio Josep Pla de narrativa en catalán por L'home de l'abric (El hombre del abrigo), que él mismo califica como "un elogio de la obra de Pla". La obra es un ensayo a la inglesa, lejos del academicismo y del análisis sistemático, en el que Puig se centra, en la extensa obra del escritor ampurdanés y subraya su coherencia literaria y de pensamiento.

El título de L'home de l'abric se refiere a una anécdota vivida por Valentí Puig cuando tenía sólo siete años. Para asistir a la boda de una prima, realizó un viaje con su padre de Palma a Sóller y coincidió en el tren con Josep Pla. "Recuerdo una mancha que con el tiempo se fue llenando de contenidó gracias a las explicaciones de mi padre", comenta Puig. Diez años después, en 1966, Puig fue a estudiar a Barcelona y, como muestra de agradecimiento, le llevó a su padre El quadern gris, el libro cumbre de Pla.La obra ganadora del Josep Pla la ha escrito Valentí Puig tras una lectura exhaustiva de los 45 volúmenes del escritor ampurdanés, de cuyo nacimiento se ha cumplido el centenario en 1997. "Me he querido centrar en la obra y huir de las numerosas anécdotas y de la imagen del payés con boina", señala Puig. "Me interesa resaltar en cambio su coherencia literaria y subrayar su sentido ante la historia, la literatura y la lengua y su fidelidad a un país y a un paisaje".

Valentí Puig, licenciado en Filosofía y Letras y en Filología Inglesa por la Universidad de Barcelona, ha ejercido de periodista y de crítico literario y ha publicado poesía, novela, narraciones y no ficción. Su último libro, Primera fuga, es una novela que apareció el pasado año en Edicions 62 y cuya traducción al castellano será publicada próximamente por Alfaguara.

Insiste Puig en que no ha querido escribir su obra "contra nadie" y que ha pasado por alto las "mezquindades" con las que la sociedad cultural catalana obsequió a Pla, como el hecho de no concederle el Premi d'Honor de les Lletres Catalanes a causa de sus años franquistas. "A mí me interesa el Pla escritor", puntualiza Puig. "Por otra parte, en contra de la tendencia de valorar a Pla como un memorialista, en mi obra reivindico también al Pla narrador".

Puig aventura en su obra algunas hipótesis que él califica de "atrevidas". Por ejemplo, que además de la repetida influencia de Montaigne, hubo otros dos autores que influyeron en Pla: Georges Simenon y Jules Renard. "También le influyó mucho la lectura de diarios y el hablar con la gente", explica, "ya que Josep Pla era un hablador empedernido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de enero de 1998