Segovia convoca a un concurso de ideas para el área del acueducto

El Ayuntamiento de Segovia ha convocado un concurso internacional de ideas para ordenar el entorno del acueducto romano una semana después de dar una solución urbanística a la continuidad de las obras en un polémico edificio junto al monumento, paralizado hace 14 años por el Ministerio de Cultura. Los proyectos de los expertos estarán condicionados a la presencia de ese volumen -más de 5.700 metros cuadrados construidos sobre rasante-, a cuya expropiación total renunció la Junta de Castilla y León en 1996. Mientras que el alcalde, Ramón Escobar, del PP, justifica la convocatoria, la oposición es escéptica, sostiene que carece de sentido y que los expertos que intervengan estarán muy limitados porque ya tienen poco que ordenar. Con un presupuesto de 10 millones de pesetas, destinados a premiar los trabajos más sobresalientes, el Ayuntamiento de Segovia ha realizado una convocatoria internacional entre arquitectos denominada Propuestas para el Tercer Milenio, con el fin de que aporten ideas para ordenar el entorno del acueducto romano. El ganador o el equipo que realice el mejor trabajo recibirá tres millones de pesetas, a cuenta del encargo en caso de ejecutarse su idea, ya que es intención de la corporación elevarla a rango de norma urbanística o plan especial de ese espacio.Este concurso, que es fruto de un convenio Suscrito entre el Ayuntamiento y la Demarcación en Segovia del Colegio de Arquitectos de Castilla y León Este, busca mejorar la imagen urbana de la zona, revitalizarla con introducción de tejido urbano nuevo, así como organizar el tráfico peatonal y rodado, teniendo en cuenta que a escasos metros del acueducto pasan ahora miles de vehículos, gran parte pesados, al confluir allí varias carreteras regionales y nacionales, así como la circulación interna.

Polémico edificio

Sin embargo, además de considerar que hay muy poco dinero en premios como para llamar la atención de arquitectos de prestigio, los portavoces del PSOE, Ana Pastor, y de Izquierda Unida, Luis Peñalosa, sostienen que .el concurso carece de sentido, principalmente porque se mantiene el polémico edificio junto al Acueducto, cuyas obras se reiniciarán en breve. En su opinión, los proyectistas tienen las manos atadas y podrán proponer escasas alternativas de intervención.El concurso debería de haber llegado antes, de acuerdo con Ana Pastor y Luis Peñalosa, cuando se decidió que el edificio de la plaza de la Artillería fuera público, previsiblemente con menor altura y volumen del que quedará ahora, una vez que el Ayuntamiento ha firmado un convenio con la empresa promotora Inprogarsa, aprobado sólo por el PP, donde se permite el uso hotelero del mismo. La construcción, que se podrá reiniciar en breve, superará los 5.700 metros cuadrados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS