La prensa oficial cubana publicará por primera vez un mensaje de Juan Pablo II a los cubanos

La Iglesia católica cubana y el Gobierno de Fidel Castro dieron ayer un paso más en el camino de la "normalización" en sus relaciones, que tendrá hoy un resultado concreto con la publicación en la prensa oficial del mensaje de Juan Pablo II al pueblo cubano con motivo de su próxima vista y de la celebración de la Navidad. Ayer se produjo un encuentro oficial entre el presidente y el Comité Permanente de Obispos Cubanos de la Conferencia Episcopal, el primero desde hace 12 años. La reunión, celebrada en el Palacio de la Revolución, duró ocho horas, y según una fuente eclesiástica, fue "cordial, positiva y amistosa. Esta reunión marca un nuevo rumbo en las relaciones entre la Iglesia y el Gobierno".

Castro, quien nunca había recibido de forma oficial a Jaime Ortega después de su ordenación como cardenal, en 1993, estuvo acompañado durante la larga reunión -que acabó de madrugada- por el vicepresidente Carlos Lage; el responsable ideológico del Comité Central, José Ramón Balaguer, y Caridad Diego e Isidro Gómez, encargados de Asuntos Religiosos en el partido comunista. Por parte de la Iglesia asistieron el obispo de Cienfuegos, Emilio Aranguren; el de Camagüey, Adolfo Rodríguez, y el de Santiago, Pedro Meurice.Fuentes eclesiásticas señalaron que Castro analizó con los prelados diversos detalles sobre la visita del Papa y otros temas generales que afectan a las relaciones Iglesia-Estado y preocupan a los obispos. "El presidente insistió en que la visita del Papa a Cuba debe constituir un hecho histórico para el pueblo cubano, la Iglesia y la nación", dijeron las fuentes.

Durante la reunión, los obispos entregaron a Fidel Castro una copia del mensaje de Juan Pablo II para la celebración de la Jornada Mundial de la Paz, el 1 de enero de 1998, mientras que el mandatario cubano informó a los obispos que hoy se publicará en la prensa oficial el mensaje que el Papa dirigirá al pueblo cubano ante la proximidad de su visita y con ocasión de la Navidad, mensaje que se dará a conocer hoy en Roma.

El cardenal, en televisión

El presidente cubano se comprometió, además, con los obispos a reunirse nuevamente con ellos después de la visita del Papa, programada entre el 21 y el 25 de enero, y dijo que, una vez celebradas las próximas elecciones generales en Cuba, que se realizarán el 11 de enero, el cardenal Ortega podrá comparecer en la televisión nacional para dirigir un mensaje a los cubanos, hecho sin precedentes en las relaciones Iglesia-Estado. Hubo consenso en valorar la reunión como "una manifestación de buena voluntad que acerca las posiciones entre el Gobierno y la Iglesia".Ayer a las 13.30 llegó al aeropuerto Jose Martí de La Habana el papamóvil canadiense que usará Juan Pablo II durante su visita a la isla entre el 21 y el 25 de enero. Fuentes diplomáticas canadienses informaron que el vehículo "es un préstamo a la Iglesia católica romana hecho por el Consejo Canadiense de Obispos Católicos", y aseguraron que se trata del papamóvil más grande que existe en el mundo -de 6,45 metros de largo, 2,77 de ancho y 2,67 metros de altura-, construido especialmente para la visita que realizó el Pontífice a Canadá en 1984. El arzobispo de La Habana, el nuncio apostólico, Beniamino Stella, y el embajador de Canadá, Keith Christie, acudieron a la terminal del aeropuerto a recibir el gigantesco papamóvil, que permanecerá en los garajes de la Nunciatura, donde se alojará el Pontífice, hasta unos días antes de la llegada de Juan Pablo II.

En un principio las autoridades cubanas pidieron a la iglesia ser ellas las que recibiesen y custodiasen el vehículo por motivos de seguridad, pero finalmente el Vaticano negoció guardar el papamóvil en sus propias dependencias hasta que en vísperas de la llegada del Papa sea entregado al Gobierno para pasar los preceptivos controles de seguridad.

[El arzobispo de Miami, John Clement Favalora, decidió ayer "después de mucha reflexión y oración" cancelar el crucero con peregrinos a Cuba con motivo de la visita papal, informa Efe. "Es en el mejor interés de la Iglesia de Miami, cancelar el barco crucero y buscar otros medios para el viaje de los peregrinos a Cuba", dijo el arzobispo. Según la agencia de viajes encargada de organizar el denominado Viaje de los Peregrinos, sólo se vendieron un tercio del millar de pasajes posibles].

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de diciembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50