Los empresarios de la UE prefieren por primera vez Madrid a Barcelona

Ocurrió. Por primera vez, los 500 empresarios más importantes de Europa consideran que Madrid ofrece más ventajas que Barcelona para implantar sus negocios. Esta es la conclusión que ofrece el European cities monitor, un estudio comparativo sobre la percepción que los ejecutivos del continente y el Reino Unido tienen sobre las 30 mejores ciudades europeas y sus posibilidades comerciales. Este informe, basado en entrevistas y publicado anualmente por la empresa de asesoramiento inmobiliario Healey & Baker, sirve de barómetro para medir la competitividad de las principales urbes, especialmente en un momento en que, como destaca el estudio, las grandes compañías han entrado en una fase de expansión sin precedentes.La victoria de Madrid sobre su compañera catalana ha sido conseguida por la mínima diferencia (0,18 puntos, frente a 0,17) y no sin esfuerzo. La capital de España ha logrado el sexto lugar de la lista europea (detrás de Londres, la campeona absoluta, París, Francfort, Bruselas y Amsterdam) tras acelerar la tendencia ascendente que inició en 1994 y conseguir este último año escalar tres puestos, hecho no conseguido por ninguna otra ciudad. Esta súbita mejora ha permitido arrebatar a Barcelona la posición que ocupaba y apearla a la séptima.

Más información

Entre las causas de este ascenso, los autores del estudio subrayan Ios efectos positivos que la rivalidad entre Madrid y Barcelona está produciendo en su desarrollo para atraer inversiones extranjeras".

Esta competencia entre las dos capitales de negocios españolas, más que moverse por las pasiones patrias de cada una, se ha dirimido en el campo del parqué.

Los expertos de Healey & Baker han diseccionado este enfrentamiento comercial en una lista de 11 apartados, para los que cada ejecutivo entrevistado ha ofrecido una valoración. Pero todos estos factores no puntúan igual. Así, los dos aspectos en los que Madrid ha sido más valorada (disponibilidad de espacio para oficinas y calidad de vida para los empleados) figuran entre los cinco apartados que menos puntos otorgan.

Los ejecutivos consideran a Madrid una de las ciudades más contaminadas de Europa

En su veredicto, los directivos europeos han comparado las ventajas que ofrecen Madrid y Barcelona para los negocios y, en términos generales, han considerado que la capital del Manzanares supera a Barcelona en accesibilidad a mercados y clientes, facilidades de transportes con otras ciudades y países, calidad de telecomunicaciones, en costes y disponibilidad de recursos humanos, clima creado por las autoridades (ventajas fiscales) y la disponibilidad. de espacio para oficinas.Esta victoria, sin embargo, queda empañada por un hecho que no ha pasado inadvertido a los ejecutivos de las grandes compañías: la contaminación que sufre Madrid. Los empresarios, en consecuencia, han considerado la capital de España como la séptima peor ciudad europea en cuanto a calidad medioambiental (el primer puesto lo ocupa Oslo).

Este suspenso contrasta con la puntuación de Barcelona en el mismo apartado, que, sin ser puntera, la sitúa en el puesto 14% es decir, entre capitales como Düsseldorf y Bruselas. Barcelona, además, consigue un hito que Madrid no ha logrado en ningún aspecto. Obtiene un primer puesto, concretamente en la calidad de vida para los empleados. El informe, sin embargo, matiza que las compañías a la hora de abrir un negocio no toman en mucha consideración esta ventaja. La consideran la menos importante, especialmente si la compara con los apartados de comunicaciones y de facilidad de acceso a los mercados.

Los otros aspectos comerciales de Barcelona que seducen a los ejecutivos europeos son, aparte de la calidad de vida, su transporte urbano e interurbano y el medio ambiente. En todos ellos supera a Madrid.

El talón de Aquiles de la capital mediterránea se encuentra en sus telecomunicaciones, apartado en el que se la relega al puesto 19% cuatro posiciones por detrás de Madrid.

El ascenso de Madrid (que respecto al año anterior ha ganado puestos o los ha mantenido en todos los factores excepto en el de riqueza idiomática) se ha visto beneficiado por el tirón que ha experimentado España. El país se ha convertido en el tercero de Europa, detrás del Reino Unido y Alemania, que más confianza inspira para abrir un negocio en los próximos cinco años. Este arrastre nacional también ha repercutido en Barcelona. De hecho, los autores del estudio indican que sólo España y el Reino Unido han sido capaces de colocar a dos ciudades suyas entre los 10 primeros puestos.

La diferencia, sin embargo, entre Madrid y las cinco primeras ciudades es aún notable (Londres, por ejemplo, obtiene cuatro veces más puntos) y no la coloca, tal como indica el estudio, ni entre las futuras capitales políticas y económicas (Londres y Bruselas), ni en las mejores ciudades industriales, ni siquiera entre los ejes de la expansión empresarial.

Fuera ya de la batalla por los primeros puestos, la encuesta pregunta a los empresarios hasta qué punto conocen cada una de las ciudades que compiten.

En este sentido, Madrid logra un honorable séptimo puesto, por detrás de Londres, París, Bruselas, Francfort, Milán y Amsterdam. Otro interrogante que se formula a los directivos es en qué ciudades europeas en que no estén representados desembarcarán en los próximos cinco años. En estos planes de expansión, Madrid aparece en los planes de un 13% de los encuestados (Barcelona en un 16%).

Ficha técnica.

Entrevistas a 513 consejeros delegados y directores de empresas de nueve países europeos. La muestra fue seleccionada entre las 15.000 mayores empresas de Europa. Se incluyó una muestra representativa de compañías industriales, comerciales y de servicios. Las entrevistas se realizaron por teléfono en junio y julio pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de noviembre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50