DEBATE DE PRESUPUESTOS

IU cree que las concesiones del Ejecutivo explican el auge nacionalista

Las elecciones gallegas planearon en el debate. "Ustedes [el Gobierno] se preguntan por qué crecen los nacionalismos. [Porque] gobiernan su región, dicen que aportan estabilidad en el Estado y en cada presupuesto están a ver lo que se llevan", dijo Pedro Antonio Ríos (IU) durante la defensa de la enmienda a la totalidad de su grupo. Ríos afinó aún más: "Si el PP y los nacionalistas vascos, catalanes y canarios imponen estos presupuestos, se producirá una profunda involución del Estado social, democrático y de derecho y el avance de la desigualdad y la inseguridad social".

La intervención de Ríos buscó marcar las diferencias con una política económica que calificó de "liberalismo a ultranza". El diputado de IU hizo hincapié en que "el crecimiento económico no llega a la inmensa mayoría, ni se transforma en inversión productiva. Lo que crecen son los beneficios especulativos".

Tampoco hay, según IU, avances contra el fraude fiscal. "Descubrieron unos 200 expedientes que olían mal", dijo Ríos, pero "sólo se han esforzado en presionar a los débiles; no se atreven con los grandes defraudadores y con casi cuatro billones de pesetas de dinero negro". Ríos aseguró, como el PSOE y organizaciones empresariales, que el año que viene subirá la presión fiscal -del 35,15% al 35,23% del PIB-, "pero lo reparten de forma regresiva".

También coincidió IU con el PSOE en que las cuentas del año que viene están "maquilladas". Al respecto, la nueva organización del sector público empresarial sólo busca "que las pérdidas no aparezcan en los presupuestos, consiguiendo así la reducción del déficit, lo que contribuirá positivamente al cumplimiento ficticio de los compromisos de Maastricht".

No hubo en este punto un ataque frontal por parte de IU, sólo la exigencia de que "el objetivo central para España y la construcción europea debe ser la reducción del paro". Tampoco dio Ríos un varapalo a los objetivos de la convergencia y únicamente expresó la queja de que "ustedes son más papistas que el Papa" a la hora de reducir el déficit este año (2,9% del PIB) más allá de lo exigido (3%).

"Apuesta por el empleo"

La no presencia activa de Julio Anguita, el líder de IU, en el debate bajó el tono de la respuesta del ministro de Economía, Rodrigo Rato. Respecto del empleo, contestó que "un presupuesto que permite la reducción de los tipos de interés supone una apuesta por el empleo". Así, la rebaja del déficit más allá de lo exigido responde a que así se podrá "un mayor margen a la economía productiva".Rato negó que la política fiscal sea regresiva y explicó que las dos modificaciones de la tarifa del IRPF aprobadas hasta ahora "han beneficiado a las rentas más bajas". Rato defendió la política de privatizaciones, ya que "el Estado ha sido un pésimo empresario porque se ha perdido mucho dinero y, sobre todo, porque se han destruido muchos empleos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50