Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel Allende: "El mejor afrodisiaco es el amor"

La autora chilena publica 'Afrodita', un libro de cuentos y recetas amorosas

Después de tres años de silencio editorial, la escritora chilena Isabel Allende publica Afrodita (Plaza y Janés), un libro de "cuentos, recetas y otros afrodisiacos". Todo un contraste respecto a su libro anterior, Paula, centrado en el impacto que le produjo la muerte de su hija. "Afrodita ha sido una cura para mí" declaró Allende ayer en Barcelona, "una vuelta al juego, al cuerpo, la vida". Tan buena cura ha sido que se ha visto con ánimo de empezar una nueva novela, de la que lleva escritas 150 páginas. De todos modos, sentencia: "El mejor afrodisiaco es el amor". La autora de éxitos como Eva Luna y La casa de los espíritus está encantada de haber recuperado el gusto por escribir. "Estuve enterrada en el silencio durante un tiempo después de Paula", comenta, "y tomaba como pretexto las muchas cartas que recibía sobre el libro. Estaba agobiada y no podía escribir nada de ficción, porque eso es algo que ocurre más en el vientre que en la mente y no podía forzarlo".

A partir de una conversación de café con un amigo, sin embargo, nació la idea de Afrodita. "Hablábamos del pasado y de pronto él hizo unos dibujos eróticos en unas servilletas de papel", cuenta Allende."Mi primera idea fue escribir sólo un libro de recetas, pero luego vi que era un tema tan apasionante que el libro sería mucho más".

Y lo es. Contiene los cuentos, el estilo y el humor de Isabel Allende, reflexiones sobre el amor y hasta una receta de la superagente literaria Carmen Balcells. "Ella tuvo la gentileza de cederme la receta del cocido catalán, que para mí es muy

afrodisiaco", dice Allende. "La mayoría de las recetas del libro son sólo para dos, ya que no puede haber buena predisposición para hacer el amor cuando te lías con demasiados cacharros. La receta de Carmen, junto con otras pocas, la incluyo en la sección de orgías porque es para muchos".Cuestión de la imaginación

Acerca de su tesis de que "el mejor afrodisiaco es el amor", explica Allende: "Los afrodisiacos son cuestión de la imaginación. Si uno crea el ambiente adecuado para la sensualidad, se produce. Viene a ser como la fe. En caso contrario, fracasa".

Isabel Allende, de 55 años, admite: "Es curioso que los que escribimos sobre afrodisiacos somos siempre mayores de 50 años". "Debe ser", aventura, "que ya que no tenemos tiempo para el amor nos dedicamos a reflexionar sobre él". Otro factor que la lanzó a escribir sobre este tema fue el hecho de vivir en Estados Unidos, un país en el que las comidas son siempre de negocios y rápidas.

Las recetas del libro funcionan, asegura Isabel Allende. "Las he probado todas", insiste. "Vino mi madre, que es una excelente cocinera, y nos dedicamos a probarlas. Fue maravilloso". Entre las recetas, se encuentran desde carnes potentes como lomo en champana, filete oriental y conejo picante,hasta postres como senos de novicia, espuma de Venus o peras borrachas. Algunas son muy particulares para la autora, por ejemplo el arroz con leche. "Siempre ha sido un afrodisiaco para mí", afirma, "y de hecho en las bodas se bombardea a los novios con arroz como símbolo de la fertilidad y del semen".

El olfato de las mujeres, según Allende, es algo que los hombres no suelen valorar. Por ello insiste en Afrodita. "Cuando un hombre cocina es siempre algo muy erótico", asegura. "Cuando mi marido huele a ajo y a humo después de hacer una parrillada, es algo de lo más afrodisiaco". "No he conseguido que se desnude mientras cocina", añade con una sonrisa, "pero es que los gringos son muy raros". Y tras un paseo por la cocina y Afrodita, vuelve Isabel Allende a uno de los temas siempre presentes en sus obras. "El amor", dice, "es sin duda la emoción más fuerte. Cuando murió mi hija Paula pensaba que el miedo y el dolor lo anulaban todo, pero luego me di cuenta de que el amor era más fuerte".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 1997