Derechos HumanosTÚNEZ

Khémaia Ksila

Amnistía Internacional siente honda preocupación por la detención de Khémais Ksila, vicepresidente de la Liga Tunecina de Derechos Humanos, de 41 años de edad.Khémais Ksila, casado y padre de tres hijos, fue detenido el pasado 29 de septiembre en su casa de Túnez, después de volver de la oficina de la Liga, donde había iniciado una huelga de hambre como protesta por las restricciones que le habían impuesto las autoridades tunecinas y por la situación de los derechos humanos en el país. Khémais Ksila es diabético y tiene que tomar medicamentos habitualmente.

Ksila compareció ante un juez de instrucción el 1 de octubre. Fue acusado de socavar el orden público, difundir información falsa e incitar a la población a quebrantar la ley. Continúa detenido en la prisión 9 de Abril, en Túnez.

El Gobierno de Túnez está recurriendo crecientemente en los últimos años a la detención de presos de conciencia, la tortura y los malos tratos, los juicios injustos y el hostigamiento sistemático para castigar, intimidar y silenciar a los activistas políticos, los disidentes del Gobierno, los sindicalistas, los activistas de derechos humanos y otros sectores.

Envíen, por favor, apelaciones expresando honda preocupación por la detención de Khémais Ksila e instando a que le liberen inmediata e incondicionalmente, al tratarse de un preso de conciencia; así como solicitando garantías de que mientras esté detenido le tratarán humanamente de conformidad con las normas internacionales que regulan el trato a los reclusos, e instando a que pueda recibir inmediatamente la visita de sus familiares, abogados y acceso a los cuidados médicos necesarios.

Ministro de Justicia / M. Abdallah Kallel/ Ministére de la Justice / Boulevard Bab Benat Tunis, Túnez. Fax: + 216 1 568 106.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50