Una asociación de eutanasia crea un carné de "no reanimación"

Los miembros de la Asociación Holandesa para la Eutanasia Voluntaria que lo deseen podrán llevar a partir de ahora en sus carteras un nuevo carné: el de la no reanimación. Los integrantes de la asociación -más de 70.000- prohíben con este documento -una tarjeta plastificada firmada y con fotografía- cualquier tipo de tratamiento que sirva para reactivar sus constantes vitales en caso de accidente. Según la reciente legislación, este tipo de declaraciones se deben respetar incluso en el caso de que el rechazo se traduzca en la muerte inmediata del paciente. [Holanda es el único país del mundo donde se tolera la eutanasia. En un Estado de Australia y en Oregón (EE UU) hay leyes que la permiten, pero recurridas].La asociación, que recibe anualmente unas 20.000 declaraciones de personas que piden que llegado el momento no se prolongue inútilmente su vida, ha comenzado a distribuir entre sus miembros, junto al nuevo carné, otro impreso: una declaración de intenciones en la que podrán determinar claramente a qué tipo de tratamientos específicos no quieren que se les someta. Con estos nuevos documentos la asociación trata de evitar los problemas y las negativas que surgen por las dudas que asaltan a los médicos cuando el paciente ha perdido la consciencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de octubre de 1997.

Lo más visto en...

Top 50