Emma Bonino recibe un premio por su labor innovadora

El Gran Wyoming denuncia la "persecución" política y judicial del Gobierno al Grupo PRISA

La comisaria europea de Pesca, Consumo y Ayuda Humanitaria, Emma Bonino, recibió anoche, en Madrid, uno de los premios otorgado por la asociación de mujeres El Club de las 25, que preside Karmele Marchante y que recompensa el trabajo innovador en el terreno de las ideas y la acción, particularmente el que afianza la posición de la mujer antes los desafíos globales de hoy. Junto a Bonino también fueron galardonados el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez, el escritor Manuel Vázquez Montalbán, José Miguel Monzón (más conocido como el Gran Wyoming) y el bioquímico Santiago Grisolía. Al recoger uno de los premios hombres del Año 97, José Miguel Monzón denunció "la persecución política y judicial que está sufriendo un grupo de comunicación", en una clara alusión al acoso que padece el Grupo PRISA por parte del Gobierno del PP.

Tras recibir el premio, Monzón, director y presentador del programa Caiga quien caiga, de Tele 5, tomó la palabra en tono jocoso pero, al concluir su intervención, endureció la voz para expresar su "indignación por la persecución política y judicial que está sufriendo un grupo de comunicación".

Entre el público que escuchaba sus palabras figuraban dos ministros -el de Sanidad, José Manuel Romay Becaría, y el de Administraciones Públicas, Mariano Rajoy- Cuando el Gran Wyoming hizo su denuncia por el ataque contra PRISA, un grupo de asistentes aplaudió.Alusión a Campmany

A continuación, Monzón lamentó que la acusación particular contra Juan Luis Cebrián, consejero delegado de PRISA y ex director de EL PAÍS, sea protagonizada por "un compañero suyo que en su día ensalzaba la dictadura y negaba la represión, las detenciones, las torturas a las que se veían sometidas muchas personas de este país". Su alusión a Jaime Campmany, director de la revista Época, no podía ser más transparente."Nunca se ha pedido cuentas", prosiguió el Gran Wyoming en tono acalorado, "de esa abyecta y cruel postura a estos personajes que ahora quieren volver a encarcelar a sus rivales, al amparo de las instituciones democráticas y del silencio cómplice de muchos compañeros periodistas". En su opinión, buena parte de los trabajadores de la prensa adoptan una "actitud mezquina e insolidaria" al "pretender ver en este atentado contra la libertad de expresión una lucha entre empresarios". "Ningún periodista de este país debe volver a la cárcel por ejercer o haber ejercido un derecho de expresión fundamental. Y si alguno tiene que ir, el primero no debe ser, en ningún caso, Juan Luis Cebrián",concluyó.

Otro de los homenajeados, el escritor Manuel Vázquez Montalbán, intervino a continuación para solidarizarse con la denuncia formulada por Monzón.

El autor literario celebró también "la gran capacidad de esponja democrática que ha demostrado esta sala" al aplaudir las palabras del Gran Wyoming.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS