Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Las infraestructuras en Galicia

Durante todo el verano la Xunta de Galicia, presidida por el señor Fraga, realiza en medios de comunicación una campana de lo mucho que ha mejorado Galicia, concretamente en infraestructuras, durante su Gobierno. Lo que me gustaría con esta carta es denunciar lo que este verano nos ocurrió en las Rías Altas, a 20 kilómetros de una ciudad tan importante como A Coruña.En el mes de junio me desplacé con el fin de poder alquilar una casa para pasar las vacaciones. Recorrimos la ría de Sada y encontramos, en plena costa, a 20 kilómetros de A Coruña, una playa tranquila, en una bahía donde además crecen unos famosos mejillones. El municipio llamado Veigue cuenta con un complejo hotelero, nada menos que dos cámpings y numerosos chalés. Un paisano nos enseñó una casa que alquilaba y, cuál sería nuestra sorpresa, no contaba con alcantarillado, es decir, el agua era de pozo y, en caso de que notásemos malos olores o algún atasco impidiese la evacuación del agua deberíamos llamarle para vaciar la fosa. En el pueblo no existe el alcantarillado.

Ante tal afirmación, le preguntamos si eso era normal, y el hombre, quizá lleno de razón, nos comentó: "No existe ninguna ley que obligue a los propietarios de fincas, o casas, a conectarse al alcantarillado. Aquí cada uno se hace su casa, pone su pozo y llena su fosa séptica; da igual que se resida al lado de la carretera principal, a 500 metros o dos kilómetros... Nadie puede obligarnos".

Según parece, el Gobierno de la Xunta no legisla de cara al siglo XXI, sino que se mantiene en el siglo XIX.- .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 1997