Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las comunidades del norte reclaman un aumento de la cuota láctea

Los consejeros de Agricultura de las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra presentaron ayer ante la comisión correspondiente del Congreso de los Diputados un plan conjunto para la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) de la leche en la Unión Europea que deberá estar en vigor entre los años 2000 y 2006. Este documento se pretende sirva de base a la Administración española en las negociaciones en Bruselas.Objetivo de esta propuesta es lograr para España un aumento de cuotas para asegurar la supervivencia y viabilidad de las explotaciones de ganado de leche. En las comunidades autónomas de la cornisa cantábrica se hallan 90.000 de las poco más de 100.000 explotaciones de leche que hay en España, frente a las 240.000 que existían hace una década.

Redistribución

España tiene actualmente una cuota total para la producción de leche de 5,5 millones de toneladas, una cifra baja frente a los 112 millones de toneladas de cuota que tiene toda la Unión Europea. Las comunidades productoras de leche en España solicitan que se mantenga el actual sistema de cuotas en el marco comunitario ya que ello constituye una garantía para el futuro del sector. Sin embargo, se reclama que se haga una redistribución de esa cuota entre los países miembros y, sobre todo, un aumento de la cuota asignada a España. En esta línea, se solicita la creación de una reserva comunitaria de 2,2 millones de toneladas que serviría para mejorar la cuota de países como España.

La campaña pasada España superó su cuota en 120.000 toneladas equivalentes a una multa de 7.140 millones de pesetas. Este año, aunque las cifras se cerraron al pasado 31 de marzo, Agricultura sigue sin conocer la cifra de superación de cuota, lo que refleja el fracaso de los mecanismos de control impuestos por Loyola de Palacio sobre los primeros comporadores. La Unión Europea cifró ese rebasamiento en unas 60.000 toneladas, cifra considerada excesiva por la Administración.

Las regiones españolas productoras de leche apuestan en la propuesta presentada ayer en favor del establecimiento de programas rurales para el mantenimiento de las explotaciones, así como por el pago de ayudas directas para mejorar la competitividad de ganaderos e industriales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 1997