Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bocado de 'Tango'

Carlos Saura tiene todavía por delante tres meses de montaje y sonorización de Tango, la película que ha terminado de rodar hace apenas unos días, y por la que ha pasado los últimos cuatro meses en Buenos Aires, además de dos años de larga investigación. Pero, para los impacientes, es posible que en el Festival de San Sebastián de este año, donde se rendirá un homenaje a Vittorio Storaro, el director de fotografía tres veces ganador del Oscar, se puedan ver algunas tomas de la última colaboración del italiano con Carlos Saura. "Yo no tengo ningún problema en cederlas para ese homenaje a Vittorio, faltaría más. Pero siempre que sean tomas enteras y que se vea la claqueta, porque yo todavía no he empezado a montar nada. De todas formas, la última palabra la tienen los productores".Saura, que tiene en su haber varios musicales, asegura que éste último está a medio camino entre Flamenco y Bodas de sangre. "Pero Tango es más libre que Flamenco. Es todo artificio y decorado; el argumento es muy esquemático. Lo que he hecho es contar un poco el periplo que yo seguí para rodar esta película, pero fantaseando, porque a mí el realismo, el costumbrismo y esas cosas no me interesan mucho". 400 bailarines, más de 30 piezas musicales, 15 coreógrafos y 1.200 metros cuadrados de decorado dan una idea de lo complicado que ha sido el último rodaje del aragonés.

Y para no perder ritmo, sigue perfilando otros proyectos, algunos de los cuales llevan tiempo guardados en el cajón, como es el caso de Goya. "Storaro está empeñado en que la hagamos juntos y Paco Rabal ¡es que ya no se puede parecer más a Francisco de Goya!, pero no encuentro quién la produzca. No es fácil, mi idea no es una película histórica sino una cosa muy imaginativa. Me la planteo como una vuelta atrás, desde un Goya viejo, sordo y desmemoriado en Burdeos hasta su nacimiento".

Además de esta película, tiene en mente otras dos: una que ha terminado de escribir hace poco y que se titula ¿Me alcanzas el cuchillo?, querida, una historia sencilla de cuatro personajes alrededor de un crimen y que, probablemente, será la que ruede antes, repitiendo con los productores de Pajarico, y la otra es un antiguo proyecto que lleva por título ¡Esa luz! basada en la vida de Ramón J. Sender, ambientada en la guerra civil y que habla de la trágica separación de un matrimonio durante la contienda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de septiembre de 1997