50º FESTIVAL DE EDIMBURGO

Yllana triunfa con su humor '¡Glub glub!'

El grupo teatral madrileño de humor gestual (mudo) Yllana va a ofrecer un mes de representaciones en Gran Bretaña. Su espectáculo ¡Glub glub!, estrenado en España en 1995, se presentó ayer en el Festival de Edimburgo con "un gran lleno y un éxito clamoroso", según informó por teléfono con absoluta falta de mutismo el productor de la compañía, Marcos Ottone: "La gente ha terminado tirando calcetines a los actores, como se les pide siempre al final de la función. Algunos se los han quedado, haciendo honor a la familia de tacaños, pero la mayoría los ha lanzado, casi todos con una puntería horrorosa".Marcos Ottone forma junto a su hermano David -director artístico- el dúo gestor italo-británico-español de este "equipo madrileño" en el que dan la cara cuatro actores: tres españoles (Juan Ramos, Fidel Fernández y Raúl Cano) y el irlandés-cordobés Joe O'Curneen.

Más información

El grupo estará quince días en cartel dentro de la sección Fringe, tratando de repetir la buena acogida que tuvo en 1993, cuando dio a Conocer en Edimburgo, con ¡Muu!, su "teatro cómico-absurdo, con toques de vodevil, surrealismo, locura y humor negro", dice Ottone.

El reencuentro de los británicos con esta formación nacida en 1991 y crecida al calor de las noches del Teatro Alfil -hoy su sede estable- se prolongará luego en Londres. La sala Hackney Empire, un teatro con capacidad para 1.300 personas, acogerá el montaje hasta el 15 de septiembre. Según explica el productor, Yllana se siente en las islas como en casa. "Nos gusta mucho venir porque siempre es una inspiración para nuestro humor, que tiene toques de flema británica. Y nos lo planteamos además como una inversión: Edimburgo está lleno de agentes y promotores... De Australia, Turquía, Singapur, Canadá... Si hay suerte, daremos una vuelta por ahí".

El espectáculo, que narra la historia de cuatro marineros perdidos en una tormenta de situaciones absurdas, combina homenajes al cine mudo -desde Keaton y Chaplin a Monty Python o los hermanos Marx- con parodias cómicas y escenas de ironía visual. Ottone lo define así: "Humor sin palabras directo al estómago".

El empresario, que planea ya el lanzamiento de un grupo gestual femenino, dice que es un año de mucho ambientillo gestual en Edimburgo: "Parece que está empezando a surgir con fuerza: se lleva lo slastic (los golpes y caídas) mezclado con un poco de texto. Lo del texto está bien, porque resuelve algunas situaciones difíciles. Pero nosotros, de momento, no pensamos meterlo. Calladitos es mejor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 15 de agosto de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50