Cuatro ausencias en la toma de posesión

Esperanza Aguirre reconoció la "voluntad de servicio" y la "dedicación en cuerpo y alma" a la Universidad y la ciencia españolas de Fernando Tejerina, pero formuló dos críticas implícitas a su gestión: las reformas que necesita la Universidad "requieren un impulso", y la nueva etapa de la política universitaria estará "centrada en los estudiantes y en sus problemas". Esta última idea responde a la convicción de que Tejerina era un genuino representante de los rectores condicionado por el corporativismo de los profesores.En alusión al crispado clima universitario de los últimos meses, Aguirre afirmó que "es imprescindible contar con el ambiente de serenidad y de reflexión que se requiere cuando se están tomando decisiones sobre algo tan trascendental como es el futuro de la Universidad".

Fernando Tejerina; el director general de Enseñanza Superior, Alfonso Fernández-Miranda; el secretario general del Consejo de Universidades, Juan Roca, y el director de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva, Julio Casado, todos ellos ausentes del acto, han preferido que sus salidas del cargo sean en silencio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS