Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN FERMÍN

Los 'sanfermines' se unen al dolor

Las autoridades suspenden la corrida de ayer y el encierro de hoy

La corrida de ayer en Pamplona se suspendió por acuerdo del presidente del Parlamento navarro y del delegado del Gobierno, en señal de dolor y protesta por el criminal atentado que sufrió Miguel Ángel Blanco. La decisión se dio a conocer minutos antes de la hora fijada para el comienzo del festejo, seis y media de la tarde. El Ayuntamiento acordó también suspender todos los actos festivos programados hasta las nueve de la mañana de hoy, incluido el encierro de los toros que pertenecen a la legendaria ganadería de Miura. Las autoridades decidirán hoy si se suspenden, total o parcialmente, las fiestas.

Pese a que ya se conocía a las cinco de la tarde la noticia de la aparición de Miguel Ángel Blanco con dos tiros en la cabeza, las peñas llegaron a plaza con su acompañamiento de música y ocuparon sus localidades en los tendidos de sol mientras las respectivas bandas tocaban todas a la vez con el habitual estruendo.El resto del público permanecía expectante y preocupado, y se oían comentarios desaprobatorios de la actitud que adoptaban algunas peñas de los tendidos de sol, contrarios a los sentimientos de dolor y de condena que había producido la criminal acción de ETA.

Al aparecer en los paneles electrónicos de la plaza el comunicado de suspensión de la corrida por orden de la autoridad, la mayoría de los presentes lo recibió con una gran ovación, en tanto una minoría de mozos manifestaba ruidosamente su protesta y arrojaba almohadillas al ruedo.

Confusión

Hubo cierta confusión durante algunos instantes, en los que los de una y otra actitud se cruzaban palabras duras, hasta que los insistentes aplausos ahogaron las protestas y la mayoría del público prorrumpió en gritos de "¡asesinos!" contra la banda ETA.Durante un cierto tiempo únicamente se oía en el coso el rumor de las conversaciones pero paulatinamente algunas bandas hicieron sonar sus bombos e incluso su trompetería con piezas populares sanfermineras, lo que provocó la repulsa de los espectadores.

Los presidentes de las penas se reunieron durante unos 10 minutos en el patio de caballos, acordaron que los mozos abandonaran la plaza ordenadamente y anunciaron que harían una declaración conjunta a últimas horas de la noche. Esta decisión se comunicó por la megafonía de la plaza de toros y los mozos de las peñas, que la escucharon en absoluto silencio, la cumplieron en todos sus términos. Sólo uno de ellos exibió una pequeña pancarta, en la que se leía "Amnistía", lo que provocó airadas muestras de repulsa.

Únicamente hay un precedente de suspensión de las fiestas pamplonesas de San Fermín. Ocurrió el año 1978 como consecuencia de los graves incidentes y alteraciones ¡el orden público, por razones políticas, en el curso de los cuales murió de un tiro el pamplonés Germán Rodríguez. En aquella ocasión se declaró un día de huelga general en Pamplona y la susensión de los sanfermines.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 1997