Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muñoz Molina dice que "la poesía es el límite de la expresión "

"El límite máximo de la expresión literaria se alcanza con la poesía", afirmó el viernes el escritor Antonio Muñoz Molina durante la presentación de tres libros: Antología poética, de Juan Bernier (1911 -1989); Poemas (1976-1996), de José Gutiérrez, y Palabras a la oscuridad, de Francisco Brines, de la colección Signos, de Huerga y Fierro Editores. Junto a Muñoz Molina, presentaron los volúmenes, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, el poeta Angel Luis Vigaray y el editor y escritor Leopoldo Alas.La selección de la obra del cordobés Juan Bernier la hizo Rafael Pérez Estrada. En el acto se recordó cómo Bernier fue el más destacado de los poetas del llamado grupo Cántico, del que formaron parte Ricardo Molina, Pablo García Baena y Ginés Llebrá, entre otros autores. El nombre lo heredó de la revista fundada por el mismo Bernier en 1947 en Córdoba. Angel Luis Vigaray dijo que si es cierto que la poesía está de moda, "es un buen momento para leer a alguien de la calidad de Bernier".

Antonio Muñoz Molina presentó Poemas (1976-1996), que, aunque, son. una recopilación hecha por el mismo autor, José Gutiérrez, (1957), fueron calificados por el autor de Plenilunio como "un libro nuevo". "Se parece a otros de Gutiérrez, pero esta selección lo ha cambiado y es otra cosa". Estuvo el novelista al lado del poeta porque, además de considerar que en la poesía. "se alcanza el límite máximo de la expresión literaria", Muñoz Molina dijo estar agradecido con Gutiérrez porque cuando lo leyó descubrió a otros poetas y, sobre todo, porque fue uno de sus primeros lectores cuando escribía en Granada y lo animó a escribir prosa. "Sin él yo no habría publicado mi primer libro, precisamente en una colección de poesía en la que estaba él".

Inquietud

Muñoz Molina también expresó su inquietud por la gente que dice 'soy poeta', cuando esto es una cosa muy seria, porque no se sabe si se va a seguir haciéndolo"; añadió que "es fácil decir 'soy escritor', pero no poeta", y echó de menos la enseñanza en los colegios de cómo contar los versos de un poema. A José Gutiérrez le pidió que éste que parece su último libro sea el primero".Palabras a la oscuridad, de Francisco Brines (Valencia 1932), es una reedición de un libro que el autor publicó en 1966 y que del que Brines señaló: "Constituye un momento clave en la evolución de mi obra, donde entra la reflexión y el intelecto en mi poesía". Leopoldo Alas se refirió a Brines como "un gran poeta y un maestro de quien siempre se aprende".

A Brines, el que ahora esté escribiendo poco no le preocupa. "La poesía que hago requiere de espacios temporales", dijo, "porque, como no lo hago temáticamente, hay que darle tiempo a la vida a que me nutra". El autor de Palabras a la oscuridad dijo, entre risas, que la poesía le lleva ventaja a la filosofía porque, con "sus sueños e ilusiones, miente como la vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 1997