Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ministros iberoamericanos quieren suprimir los aranceles para el libro

El proyecto de Belisario Betancur se formaliza hoy en Madrid

Los responsables culturales de 21 países iberoamericanos "debaten ayer y hoy en Madrid un futuro común para los sectores editorial y audiovisual. Hoy se estudiarán- y,a juzgar por lo dicho ayer, se aprobarán- las seis propuestas a debate: catalogar las obras publicadas, mejorar la circulación del libro, crear una base de datos de bibliotecas, intensificar las coproducciones audiovisuales, defender la propiedad intelectual y formar de manera homogénea a los profesionales de la cultura. Como guinda, la reunión intentará consensuar la idea del ex presidente colombiano Belisario Betancur: "Suprimir los aranceles y los impuestos que impiden la libre circulación del libro".

Betancur, presidente de la Fundación Santillana para Iberoamérica, presentará hoy en la primera reunión informal de ministros iberoamericanos de Cultura el proyecto llamado La libertad del libro. Consiste, según explicó ayer, en "pedir la eliminación de los aranceles, las barreras comerciales y los impuestos como el IVA que hoy gravan la circulación del libro". La idea surgió en el pasado Congreso de Zacatecas, tras "una dramática exposición" del ex presidente mexicano Miguel de la Madrid sobre las numerosas dificultades que sufre la comercialización editorial entre España e Iberoamérica y en el área americana."El panorama daba ganas de llorar, y seguramente por eso el congreso aclamó la idea de la libertad total", dice Betancur, que pensó "que lo mejor sería no plantear nada a los ministros de Hacienda, que trabajan en la dirección opuesta, sino directamente a los jefes de Estado".

Y eso es lo que se hará si, como parece probable, la reunión de Madrid aprueba hoy esa propuesta que promete revolucionar el mercado: los ministros elevarán el proyecto a la Cumbre de Jefes de Estado iberoamericanos que se celebrará el 8 y 9 de noviembre en Isla Margarita (Venezuela).

Todo lo oído ayer en la apertura de la reunión, que coincidió en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid con la inauguración de MIDIA, el Mercado Iberoamericano de la Industria Audiovisual, parece confirmar que la tendencia liberalizadora es una ambición común. La ministra española, Esperanza Aguirre, abrió las intervenciones refiriéndose a esa cita comercial para dejar clara la intención, española: "Se trata de aprovechar un mercado de unos 500 millones de personas que hablan español para introducir e intercambiar productos".

La ministra fue un poco más lejos, al pedir además la libre circulación para los productos audiovisuales. El resto se mostró igual de favorable a un futuro mercado común cultural. Incluso Cuba dejó intuir su apoyo, con el matiz de que las medidas no perjudiquen a los países más pequeños. Su ministro de Cultura, Abel Enrique Prieto, se mostró muy crítico con un panorama cultural que definió como "un proceso de globalización hegemonista, estructurado sobre estereotipos que refutan el ejercicio de la crítica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997