Naomi Campbell pasa 20 horas hospitalizada en Las Palmas por sobredosis de barbitúricos

La 'top model' tuvo una fuerte discusión en un hotel con el bailarín Joaquín Cortés

Naomi Campbell llegó el viernes a Las Palmas con Joaquín Cortés, pasó el sábado prácticamente sola y a las cuatro de la madrugada de ayer (hora local) ingresó de urgencia en el Hospital Nuestra Señora del Pino. Según fuentes médicas, la causa fue una sobredosis de barbitúricos. Según su representante, una reacción alérgica a los antibióticos, La top model fue sometida a un lavado de estómago e internada en la Unidad Médica Intensiva (UMI). Estuvo allí hasta la medianoche, hora en que dejó el hospital rumbo al aeropuerto. Un cliente del hotel de lujo donde se alojaban el bailarín y la modelo desde el viernes -en cuartos separados- aseguró que ambos mantuvieron una agria discusión -primero en un balcón y después en un pasillo- durante la cual Campbell amenazó -en inglés- a Cortés con quitarse la vida.

A primera hora de la madrugada de hoy, Naomi Campbell esperaba en el aeropuerto de Las Palmas tomar su avión privado con rumbo a París. Atrás quedaban unas horas de gran confusión y, muy probablemente, un romance roto. La modelo británica, de 26 años, había llegado el viernes a la isla de Gran Canaria acompañando a su compañero sentimental, el bailarín gitano Joaquín Cortés (Córdoba, 1970), que había sido contratado por el Ayuntamiento de la ciudad para actuar de sábado a lunes en el Teatro Pérez Galdós con el espectáculo que le ha dado fama mundial, Pasión gitana.Los días previos, la modelo había sido vista con Cortés en Córdoba y Madrid. Las revistas se hicieron eco de la tristeza de la modelo, expresada con lágrimas durante la inauguración de una terraza madrileña a la que no asistió Cortés, que esa misma noche acudió a ver el montaje flamenco del bailaor Antonio Canales.

La presencia de la bella modelo en Canarias levantó todo tipo de especulaciones sobre la relación entre la famosa pareja, iniciada a finales de 1996 tras una sesión de fotos para la revista Elle. Las sombras de una ruptura planeaban sobre ellos a raíz de la publicación de otro reportaje, que mostraba al bailarín junto a una desconocida joven cordobesa en una playa de Marbella.

Fuentes del Hotel Santa Catalina de Las Palmas -categoría cinco estrellas-, en el que ambos se hospedaban desde el viernes -en cuartos y plantas separadas: él en una suite, ella en una habitación normal-, explicaron que pasadas las dos de la madrugada del domingo el personal de recepción recibió quejas de varios clientes que compartían planta con Campbell, por una discusión que, en tono muy elevado, mantenía la pareja.

Un testigo presencial, piloto de Iberia, aseguró a este periódico que el enfrentamiento verbal se produjo primero en el balcón de la habitación y luego en el pasillo de la planta, y que fue muy agrio, así como que la modelo llegó a amenazar en inglés a Cortés con suicidarse. La denuncia de los clientes llevó a los empleados a subir a la habitación y a reclamar la presencia de un médico, que decidió el traslado urgente de la modelo al hospital. Según las mismas fuentes, Cortés no acompañó a Campbell durante el traslado en la ambulancia de la empresa privada Aeromédica Canaria al cercano centro hospitalario.

Campbell había llegado a Canarias en el mismo avión que Cortés, pero ambos mantuvieron en todo momento una discreta distancia que apuntaba a su intención de no ser fotografiados juntos. Así, el bailarín salió del recinto aeroportuario antes que ella, atendió a los medios de comunicación y partió con miembros de su equipo a la ciudad. Por su parte, Campbell apareció minutos más tarde y, sin hacer declaraciones, se trasladó en compañía de una mujer -al parecer su secretaria- hacia el hotel.

La jornada del sábado transcurrió en la misma tónica: la pareja no apareció en público en ningún momento. Mientras el bailarín cumplía con los ensayos y compartía momentos de ocio en público con el resto de la compañía, la modelo paseó con su mencionada acompañante por la ciudad en un coche oficial del Ayuntamiento, almorzó en un conocido restaurante de la Playa de las Canteras y tomó un aperitivo en la cafetería del hotel, todo ello bajo el acoso insistente de las cámaras.

Cortés -que se negó a hacer mención alguna a Campbell en la conferencia de prensa del viernes- acudió en la tarde de ayer a visitar a la paciente al hospital, donde permaneció dos horas. Sobre las siete, salió desde el hotel hacia el teatro donde representa Pasión gitana. A esa misma hora, en el hospital, fuentes médicas sugerían que el medicamento ingerido por la modelo podía ser el tranquilizante Valium, mientras su representante, Chris Oweln, afirmaba que Naomi estaba "plenamente recuperada de una reacción alérgica a unos antibióticos" y que viajaría a París en breve.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción