Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

Los toreros se quejan del viento y de una corrida fuera de tipo

José Pedro Prados, Fundi, mostraba cara de pocos amigos al abandonar la plaza. "Estoy triste, disgustado, en fin, una mezcolanza un poco difícil de definir", decía, "porque cuando uno viene con todas las ganas del mundo y las cosas no ruedan, se pasa fatal". Fundi vio los toros de Dolores Aguirre muy difíciles. "Ha sido una corrida muy para el público y muy difícil para los toreros". El primer ejemplar de su lote fue mansote, andarín y gazapón, en palabras del matador. "Aquí, en cuanto un toro anda le dan una importancia que no tiene", aseguraba. "Mi segundo era de Puerto de San Lorenzo y tenía el ojo izquierdo malamente. El público no ha visto el peligro de ese animal. Era de los que escarbaba y te esperaba", manifestaba contrariado.Carlos Collado, Niño de la Taurina, también se quejaba del viento. "Era imposible ponerse delante". "Aunque", matizaba, "todo ha estado mal, hasta los toros eran a contraestilo". Según el diestro, el segundo de su lote era el más grande que ha matado nunca.

PepeLuis Martín señalaba: "Los toros han sido grandones y fuera de tipo. El aire ha sido monstruoso". Martín consideraba que apenas se había picado a su primer oponente, "por eso embestía a oleadas y se repuchaba". "El otro tuvo mejor son, pero se apagó muy pronto", señalaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 1997