La Comisión Europea toma en sus manos la guerra digital para mediar entre los operadores

Según Arias-Salgado, los puntos más intervencionistas de la ley "no son vinculantes"

El Comisario de Telecomunicaciones, Martin Bangemann, comunicó ayer al ministro de Fomento, Rafael Axias-Salgado, que convocará a los dos operadores españoles de televisión digital y a los grandes europeos para garantizar la compatibilidad de los descodificadores y dar así un fin negociado a la guerra digital. Arias excusó ante el comisario del Mercado Interior,_Mario Monti, los aspectos más intervencionistas de la ley española, alegando que "no son vinculantes". Con un acuerdo entre operadores, "no todos los problemas de a ley quedarán resueltos", recordó Monti.

El resultado de ambas reuniones es triple. Uno: la competencia de mediación pasa a Bruselas, dado el bloqueo existente en España, pese a que existen organismos internos teóricamente arbítrales. Dos: Fomento argumenta ya que su ley carece de efectos en los aspectos impugnados. Tres: el Gobierno gana un tiempo, porque hasta que se celebre la convocatoria de Bangemann, probablemente la Comisión se abstenga de abrir el procedimiento de infracción contra España que ya tenía ultimado.Arias-Salgado aceptó la iniciativa de Bangemann, quien 11 va a convocar a los dos operadores españoles y a todos los grandes operadores europeos para tratar de encontrar un consenso sobre lo que es un sistema abierto de, descodificadores", indicó el ministro. Con la reunión se decidiría "si el sistema simylcrypt es abierto y compatible", indicó Arias.

Garantías

El portavoz de Bangemann matizó que la pretensión de su comisario es "garantizar la existencia de sistemas abiertos, pero de ninguna manera imponer un único modelo", y, en consecuencia, explorar "si los operadores están de acuerdo en un interfaz común". Pero "sería discriminatorio que un Gobierno impusiese una única tecnología", añadió."En ningún caso se puede imponer un descodificador cerrado", reiteró el titular de Fomento, para quien lo más probable es que al final haya en España "dos descodificadores que serán abiertos, el simulcrypt adaptado con una interfaz común, y el multicrypt. Arias minimizó el problema de las diferentes antenas, señalando que ya hay "en estudio" antenas "adaptables" a los dos satélites (Astra e Hispasat).

La iniciativa de Bangemann constituye "una novedad, que debe ser profundizada", indicó el comisario Mario Monti a Arias-Salgado.

Despejar dudas

Según el ministro español, la reunión con el comisario italiano fue "extraordinariamente agradable y positiva" y se limitó a dar "un repaso" a la legislación española, durante el cual Arias intentó "despejar sus dudas". La versión de Monti fue menos optimista. "El comisario le recordó que la ley prevé exigencias como certificaciones previas, registros de inscripción de operadores y otras autorizaciones administrativas que suponen trabas a la libre oferta de servicios dentro del mercado interior y conculcan el artículo 30 del Tratado", indicó la portavoz de Monti.Arias-Salgado argumentó ante los periodistas que esas exigencias no son tales: "La falta de inscripción no impide que el operador pueda continuar actuando y de hecho sigue actuando", ejemplificó. Y ante el comisario, que "no son vinculantes".

El comisario Monti "tomó nota" de esa interpretación del titular de Fomento, pero recordó al ministro las denuncias realizadas por Canal Satélite Digital y las presiones a los detallistas. "Incluso si hay acuerdo" entre los operadores con ocasión de la convocatoria de Bangemann, "no todo quedará resuelto, y seguramente España deberá modificar su ley, le ha recordado, con firmeza, el comisario", detalló la portavoz. Eso sí, "le ha dicho que antes de abrir procedimiento de infracción contra España, le informará".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS