Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y PNV reanudan las conversaciones sobre el cupo

El desafío lanzado por los nacionalistas, vascos al Gobierno ha causado su efecto. Un grupo de técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda retomó ayer los contactos con el Ejecutivo vasco para avanzar en el punto de bloqueo de las conversaciones sobre el cupo (las fórmulas de recaudación de los impuestos especiales). El ministro de Administraciones Públicas, Mariano Rajoy, lo reconoció ayer en el Senado al señalar que el acuerdo entre el Gobierno central y el regional está pendiente sólo de "unos pocos temas técnicos", por lo que podrá cerrarse "en muy pocos días". El vicepresidente económico, Rodrigo Rato, lo confirmó al señalar qué el acuerdo se cerrará en los próximos días y no descartó que pueda celebrar una reunión con el vicelehendakari, Juan José Ibarretxe, esta misma semana.No obstante, el Gobierno vasco ha cambiado de estrategia. Fuentes próximas a éste dijeron ayer que no debería haber una nueva reunión política entre Rato e Ibarretxe hasta que las conversaciones técnicas estén prácticamente cerradas. Por tanto, el encuentro político podría demorarse aún unos días. No obstante, el portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, manifestó ayer que él consideraba conveniente que el encuentro se celebrara esta semana. El Gobierno vasco quiere que el encuentro entre Rato e Ibarretxe sirva para escenificar el acuerdo.

Desde el Gobierno central se insiste en que las diferencias entre Economía y Hacienda y el Gobierno vasco son técnicas, pues ya quedaron despejadas las posiciones sobre el cupo en el pacto político que cerraron en marzo el presidente del Gobierno, José María Aznar, con el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, y el lehendakari, José Antonio Ardanza. Entonces se acordó el mantenimiento del índice del cupo (6,24%), y meses antes se acordó la cesión de los impuestos especiales.Diferencias .

Las diferencias se centran en conseguir evitar que la recaudación por parte del Gobierno vasco de los impuestos especiales (alcoholes, gasolinas y tabacos), cuyo consumo desborda los límites de la comunidad vasca, no genere distorsiones ni perjudique al Estado. Rajoy admitió ayer la complejidad de la negociación, pero se mostró optimista en cuanto a su desenlace. De la misma opinión es Rato. Rajoy afirmó que no era prudente ni sensato, en referencia a los calificativos de "ultimátum" o "advertencias" lanzadas por el PNV la víspera, "estar permanentemente diciendo que hay tensión cuando la verdad es todo lo contrario".

El encuentro entre Rato e Ibarretxe fijará la fecha de reunión de la comisión mixta que aprobará el pacto sobre el cupo y la nueva metodología del concierto económico. Rajoy dio a entender ayer que esta comisión se reunirá antes del debate sobre el estado de la Nación, esto es, los días 11 y 12 de junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de mayo de 1997