Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE, IU y Coalición Canaria retrasan la "ley del futbol"

La ley del fútbol quedó ayer paralizada hasta el próximo martes lo que supone un nuevo retraso en su tramitación. A propuesta del PSOE, Izquierda Unida y Coalición Canaria, todos los grupos de la ponencia acordaron recurrir a la Mesa del Congreso para que decida si la comisión competente para estudiar el proyecto de ley de retransmisiones deportivas es la Constitucional, donde se debatía hasta ahora, o la comisión de Educación.La duda ha surgido tras decidir unánimente todos los grupos el pasado lunes no otorgar carácter orgánico a la ley - como pretendía el Gobierno-, al considerar que no afecta a derechos fundamentales. Habitualmente las leyes orgánicas se debaten en la comisión Constitucional, que actualmente preside el diputado del PP Gabriel Cisneros. La comisión de Educación y Cultura está presidida por Pablo Castellano (IU). La Mesa del Congreso se pronunciará el próximo martes sobre la comisión competente. "No tiene sentido que si la ley no es orgánica se debata sobre asuntos de fútbol en la comisión Constitucional y por ello PSOE, IU y Coalición Canaria son partidarios de que el proyecto pase a la comisión de Educación", afirmó el ponente del PSOE Jerónimo Nieto.

Ayer, la ponencia también decidió dar por informado el proyecto de ley y remitir a la Mesa todas las enmiendas parciales presentadas por los grupos, alrededor de 90, que aún ni siquiera se han discutido.

32 comparecencias

Asimismo, el martes se tomará una decisión sobre las 32 comparecencias que ha solicitado el PSOE, que pretende que la comisión pertinente escuche a personas relacionadas con el mundo del fútbol y la televisión. Los socialistas ofrecieron ayer al resto de los grupos consensuar una lista entre todos y reducir su relación de comparecientes.

El proyecto de ley, que fue calificado de urgente por la Mesa a petición del Gobierno, llegó al Congreso hace mes y medio. El Gobierno pretende su aprobación antes del verano, para que esté en vigor en septiembre, al inicio de la próxima temporada futbolística.

El proyecto no ha encontrado una respuesta positiva por parte de los grupos políticos, que reclaman mayoritariamente que la ley no afecte a los contratos ya suscritos entre los clubes de fútbol y los operadores, que no expiran hasta el año 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de abril de 1997