Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes Valencianas aprueban que el valenciano es diferente del catalán

Las Cortes valencianas aprobaron ayer una propuesta de resolución planteada por Unión Valenciana que reza: "El idioma valenciano es el idioma de todos los valencianos, diferente y diferenciado de todas las otras lenguas del Estado español sin ninguna ambigüedad, matiz o asimilación con otras lenguas amparado en criterio académicos, científicos o cualesquiera otros ajenos a la legalidad vigente".El debate en las Cortes fue auspiciado por el Consell de la Generalitat para salir al paso de una reciente sentencia de la sala segunda del Tribunal Constitucional según la cual la Universidad de Valencia está legitimada para denominar catalán al idioma valenciano. El Parlamento autonómico aprobó, en la práctica, una declaración favorable al secesionismo lingüístico del valenciano respecto del catalán.

Eduardo Zaplana, presidente de la Generalitat, defendió ante el pleno de las Cortes una comunicación del Consell en la que consideraba restringida la sentencia del Constitucional al ámbito académico y abogó por las señas de identidad del pueblo valenciano reconocidas en el Estatuto de Autonomía. Los socialistas calificaron el debate de "ocioso" y alertaron sobre el peligro de adoptar resoluciones al hilo de una sentencia.

El PP defendió una vi opuesta que distinguía la autonomía universitaria, en la que se amparó el alto Tribunal, del ordenamiento constitucional y estatuario de la Comunidad Valenciana, que fija como idiomas oficiales el valenciano y el castellano.

Cuestión lingüística

En Cataluña, mientras, los socialistas creen haber encontrado un auténtico talón de Aquiles en el Gobierno de Jordi Pujol a propósito de la cuestión lingüística, informan Luis Mauri y Enric Company. El PSC trata de aprovechar la urgencia de CiU por cerrar cuanto antes el debate sobre la ley del catalán para imponer sus condiciones. En los próximos días, los socialistas ofrecerán a CiU pactar una modificación mínima de la ley de 1983 que se limitará a regular el uso de las lenguas en ámbitos no considerados en la normativa actual, como el campo de las nuevas tecnologías de la comunicación, pero sin entrar en ningún caso en las relaciones socioeconómicas.

Los socialistas rechazarán la más controvertida de las propuestas formuladas por el Gobierno de la Generalitat, según la cual se exigiría a las empresas privadas que estén en condiciones de atender y corresponder a sus clientes tanto en catalán como en castellano. En su lugar, el PSC propondrá que esta exigencia se limite a los contratos y comunicaciones por escrito, y únicamente en el caso de las grandes empresas.

Por otra parte, un nuevo manifiesto sobre el uso de las lenguas oficiales en Cataluña ha sido dado a conocer por el Foro Babel, un colectivo que pretende agrupar a personas de adscripción política distinta, pero con la característica de que no incluye a nacionalistas catalanes. Este documento defiende la plena igualdad entre las dos lenguas oficiales y advierte del "peligro de crear problemas donde no los hay" si los poderes públicos traspasan el límite de los derechos individuales de los ciudadanos a utilizar ambas lenguas en condiciones de igualdad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de abril de 1997

Más información

  • El PSC propondrá a Pujol un pacto para reformar la ley del catalán