CATÁSTROFES FERROVIARIAS

Los sindicatos rechazan las explicaciones de la dirección de Renfe

El Sindicato de Maquinistas de Renfe (SEMAF) y Comisiones Obreras de Renfe salieron ayer al paso de las explicaciones facilitadas por la dirección de la compañía ferroviaria achacando a un exceso de velocidad el accidente de Navarra. CC OO también calificaba de "aberración" la afirmación de que el maquinista causó el descarrilamiento al acelerar para hacer un cruce. Y el SEMAF, aludiendo también al de Guadalajara, hacía constar que "es muy raro que los maquinistas superaran la velocidad permitida en los tramos donde se han producido los accidentes".

El responsable de comunicación de Comisiones Obreras de Renfe Jesús Adiego, señaló que "la información de que el tren [el Intercity de Barcelona a Hendaya] aceleró porque tenía que hacer un cruce es una aberración desde el punto de vista de la seguridad de Renfe. El maquinista obedece lo que le van indicando las señales y en ningún momento acelera porque tenga que hacer un cruce".

Más información

Sin embargo, Adiego apuntó otras posibles causas. Según declaró a Servimedia se ignora "si ha sido un fallo mecánico de señales que pueden haber dado información errónea desde la estación". Tampoco se sabe "si se trata de un error humano de los controladores, un error del maquinista en cuanto a la velocidad o un error de las señales".

El representante sindical recordó que desde hace nueve años en Renfe no se había producido ningún accidente mortal. Y descartó que el maquinista estuviera cansado, ya que tan sólo llevaba conduciendo el tren una hora y media.

Comisión de investigación

Por su parte, el secretario de organización del SEMAF, Francisco Muriel, explicó que, con los actuales sistemas de seguridad de los trenes, "es muy raro que los maquinistas superaran la velocidad permitida". Y anunció que su organización ha enviado una comisión de investigación al lugar de los siniestros.No obstante, el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, insistió en que las causas de los accidentes son el exceso de velocidad.

El que se hayan producido dos accidentes ferroviarios en tan corto espacio de tiempo es para el vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos, una "coincidencia dramática" que no tiene por qué cambiar el "concepto de seguridad del tren en España".

Mientras tanto, el PSOE, Izquierda Unida y Eusko Alkartasuna anunciaron ayer que pedirán la comparecencia del presidente de Renfe, Miguel Corsini, en el Parlamento para que informe en profundidad sobre estos siniestros.

El diputado de IU, Julián Fernández, advirtió que su formación solicitará primero la del ministro de Fomento, Rafael Arias, y que, si sus explicaciones no son convincentes, ampliará la petición al presidente de Renfe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de abril de 1997.

Lo más visto en...

Top 50