Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Es un ser humano disecado

Ante la noticia leída en los medios de comunicación sobre la exhibición de un ser humano disecado -cuya singularidad o interés científico no parece ser otro que pertenecer a una raza determinada allá por 1830- en el museo del pueblo que muy dignamente dirige como alcalde don Joan Solana, quisiera respetuosamente manifestarle algunas ideas que me han venido a la cabeza.Estoy seguro de que cualquier miembro de la comunidad de Banyoles y el mismo alcalde reaccionarían contra la exhibición, por ejemplo, de un ser humano disecado en una vitrina de un museo de Suráfrica cuyo título fuera "catalán de Banyoles de l830" o "blanco de Banyoles". Es decir, que eso a lo que el pueblo de Banyoles considera "su negro" es un ser humano, que tuvo nombre y apellidos, que quizá tuvo descendientes y que al morir, los suyos le dieron digna sepultura, profanada ésta por un necrófilo que luego hizo negocio con ello.

Procuren un entierro digno a los restos de esa persona, y si son creyentes, recen por su alma y también por la de aquellos que contribuyeron durante tantos años a mantener un cuerpo humano sin sepultura, exhibido como un animal disecado en una repugnante y seudocientífica actitud racista-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 1997