Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diálogo entre el Gobierno peruano y -el MRTA logra "avances reales"

, La segunda sesión de conversaciones entre el Gobierno peruano y el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA), que mantiene secuestradas a 72 personas desde hace 60 días en la residencia del embajador japonés en Lima, concluyó ayer con "avances reales" hacia una solución pacífica. Así lo anunció el embajador canadiense, Anthony Vincent, uno de los miembros de la comisión de garantes. Las conversaciones comenzaron a las 15.20 locales (19.20 de la tarde en Madrid) en la misma casa donde el pasado martes se celebró la primera reunión, un chalé situado frente a la legación diplomática nipona. En la reunión se acordó celebrar hoy una nueva sesión. Participaron en el diálogo el interlocutor del Gobierno de Alberto Fujimori, el ministro de Educación, Domingo Palermo, y el lugarteniente del comando del MRTA, Roli Rojas, El Árabe, acompañados de los cuatro miembros de la comisión de garantes que supervisará el cumplimiento de los eventuales acuerdos: el delegado del Vaticano y portavoz del grupo, monseñor Juan Luis Cipriani; el embajador canadiense; el delegado de la Cruz Roja Internacional en Perú, Michel Minning, y el embajador especial de Japón, Terusuke Terada, en calidad de observador.

Los delegados entraron juntos en la casa de las conversaciones. Poco después, Minning salió en un vehículo blanco con el distintivo de la Cruz Roja, recogió a El Árabe de la Embajada de Japón y volvió de inmediato a la casa. Como en la reunión anterior, esta vez tampoco se pudo ver al guerrillero, pues subió y bajó del vehículo fuera del alcance de los periodistas y de las cámaras fotográficas y de la televisión. En el primer encuentro, las dos partes aprobaron las reglas sobre las cuales se desarrollarán las conversaciones, así como continuar el diálogo más adelante, como se pudo comprobar ayer.

Por otra parte, antes de la reunión de ayer, el MRTA exigió al presidente Alberto Fujimori que distribuya víveres en las zonas más pobres de Perú, según revelaron ayer fuentes policiales. Esa fue una de las propuestas planteadas por los secuestradores para liberar a los rehenes tras las primeras conversaciones mantenidas con el Gobierno el martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de febrero de 1997

Más información

  • Hoy se celebrará una nueva reunión