Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
47º FESTIVAL DE BERLÍN

Bille August: "El filme es un retrato de Smilla y un relato criminal"

, El director danés Bille August, de 48 años, reconoció ayer en Berlín las dificultades que supone rodar una película como Smilla o el amor a la nieve, basada en una novela, porque siempre se deja algo fuera. No obstante, declaró August que al autor de la novela, el joven autor danés Peter Hoeg, le gustó el producto y le felicitó por el trabajo realizado. Según August, Hoeg le dijo sobre el personaje de la protagonista, Smilla: "No era para mí una figura real y ahora ha recibido una cara que me gusta".

Ante la prensa en Berlín acudieron ayer, además del director August, la actriz británica Julia Ormond y el productor alemán Bernd Eichinger. La actriz Julia Ormond resultó ser una persona reflexiva sobre su profesión y llena de ideas propias. Dijo que escoge los papeles que representen un desafío y las historias que signifiquen algo para ella, antes que el dinero. En Smilla, lo que más le costó a Ormond fue eliminar la sonrisa -"eso me resulta muy dificil"-. Lo que más placer le produjo fue el viaje a Groenlandia y el contacto con la cultura de los indígenas.

Trabajo de campo

Para preparar el rodaje, explicó Ormond que viajó 10 días a Groenlandia con August y allí realizaron un auténtico trabajo antropológico de campo con los habitantes de la región, "hicimos su vida, pescamos, viajamos en trineo, tratamos con los niños y captamos el acento. Era necesario conocer esos lugares, porque eso no se puede aprender en un libro, aunque la novela es fascinante". El rodaje en duras condiciones, "con un frío que apenas permitía hablar", resultó para Ormond excitante y fantástico".Se incomodó August cuando le acusaron de no haber representado todas las capas de la personalidad de Smilla que aparecen en la novela. Según August, se trata de "un retrato de Smilla y un relato criminal. Todo se centra en la personalidad de Smilla y la profundidad de su carácter aparece. Es un retrato extraordinario de una mujer que comprende su origen". El productor Eichinger salió a echar un capote a August y dijo que "no se puede comparar con el libro, porque no se puede filmar cada página". Para Eichinger, la película abarca tres niveles, "un relato criminal, la relación de Smilla con el chico y su identificación, y además la vida de la joven Smilla en Groenlandia antes de ir a vivir a Copenhague".

El objetivo de August en la película fue conservar la integridad del personaje Smilla, sin importar la nacionalidad. Rodar la película en inglés, aunque el director sea danés y el productor alemán, se hizo por motivos económicos, porque los costos habían rebasado los 20 millones de dolares (más de 2.800 millones de pesetas al cambio actual).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997