Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MANIOBRAS TELEVISIVAS DEL GOBIERNO

La subida del IVA a la TV de pago es de las más altas para un sector

Para el Gobierno, la televisión no es ocio y cultura

Apenas nueve meses después de alcanzar el poder, el Gobierno del PP no ha tenido ningún empacho en acometer, por decreto-ley y vía de emergencia, la modificación más importante de la ley del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de los últimos cinco años. La medida, que incrementa en nueve puntos, del 7% al 16%, el IVA aplicado a la televisión de pago perjudica directamente a los usuarios de este servicio y expulsa de la consideración de "bienes culturales y de ocio" a los servicios de este tipo de televisión.

, Con la subida del IVA dictada por el Gobierno, una de las más altas sufridas por un sector, la televisión de pago deja de equipararse con servicios de ocio y culturales como los parques de atracciones, los zoológicos, las discotecas, los circos; y la entrada a los teatros, conciertos, bibliotecas, cines y museos, productos gravados con el 7%. El IVA que se aplicará a los usuarios de la televisión de pago es similar al de artículos que tradicionalmente han tenido la consideración de lujo.Para encontrar un cambio en el impuesto de trascendencia similar al aprobado esta semana hay que remontarse al año 1992, cuando el Gobierno socialista decidió rebajar el tipo medio aplicado a los productos de primera necesidad como el pan, la leche, los huevos, las frutas o los medicamentos del 6% al 3%. Desde 1994, año en el que se subió en un punto los tres tipos de IVA existentes en aquel momento, fijándolos en el 4% (superreducido), el 7% (reducido) y el 16% (normal), el IVA había permanecido inalterado.

En el caso del IVA, un movimiento tan brusco y de tanta trascendencia económica para un solo sector, como del decidido esta semana por el Gobierno con la subida del 7% al 16% para Canal + y Canal Satélite Digital, no se registraba desde hace tres años. En 1994 hubo una importante decisión sobre el IVA para la hostelería, pero en beneficio, no en perjuicio del sector. En aquella ocasión, el Gobierno socialista decidió rebajar el tipo que se aplicaba a los hoteles de lujo y a los restaurantes de cuatro y cinco tenedores del 15% al 6% (el tipo se incrementó en 1995 en un punto).

En la medida aprobada esta semana por el Gobierno hay otro aspecto importante: las reformas del IVA aprobadas por el Gobierno desde 1992 o eran neutras (caso de los automóviles, cuya reducción del IVA del 28% al 15% -luego 16%- se compensó con la creación de un nuevo impuesto de matriculación del 13%) o beneficiaban a sectores o pruductos concretos, como los de primera necesidad, los hoteles de lujo o los bienes culturales. El caso contrario, es decir, una modificación del IVA contra un único sector, es una innovación del Gobierno popular, que de un plumazo pretende rebañar para las arcas del Estado unos 4.000 millones de pesetas de los abonados a Canal +, la única televisión de pago que existe en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de febrero de 1997