Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 10 años para el primer arrepentido de crímenes de guerra en Bosnia

Por primera vez desde que se iniciaron los juicios en el Tribunal Penal para la Ex Yugoslavia, defensa y acusación estuvieron de acuerdo al menos en los puntos básicos. Al término de las audiencias contra Drazen Erdemovic, un croata que ha reconocido su participación en las ejecuciones sumarias que siguieron a la caída de Srebrenica, ambos coincidieron en solicitar benevolencia para el acusado. El fiscal sugirio una pena "que no exceda de 10 años", y la defensa, como era de esperar, la libertad del inculpado. El tribunal se pronunciará a principios de diciembre.

De acuerdo con los estatutos del tribunal, Erdemovic, el primer acusado que se declara culpable, se enfrenta a la condena maxima de cadena perpetua. Sin embargo, el sustituto del fiscal, el juez estadounidense Mark Harmon, recomendó una pena muy inferior, atendiendo al arrepentimiento que mostraba y sobre todo, a su voluntad de cooperación con el tribunal'.Harmon reconoció que "gracias al testimonio de Erdemovic, la Sala tuvo conocimiento de crímenes que desconocía". Su testimonio fue el primero que, hizo público lo ocurrido tras la toma del enclave de Srbrenica, la matanza mas sangumaria de la guerra, según el tribunal y en la que se calcula que murieron en tan sólo cuatro días cerca de 7.000 musulmanes. Que Erdemovic testificara voluntariamente contra Ratko Mladic, al que acusa de ser el responsable último, sirvió también como atenuante, según el representante del fiscal.El joven croata, que cumplirá dentro de unos días 25 años, ha sido juzgado por su participación directa en la matanza de la granja de Pilica, en la que fueron fusilados unos 1.200 civiles en cinco horas. Su abogado, Jovan Bavic, que se mostró de acuerdo con la mayoría de las alegaciones del fiscal, esgrimió como circunstancia eximente que el acusado participó en la matanza en estado de necesidad, "cumpliendo órdenes y sin posibilidad de oponerse sin peligro de su vida o de la de sus familiares". Recomendó que no se considerara la acusación de crímenes contra la humanidad "teniendo en cuenta que Erdemovic no tenía ningún cargo de responsabilidad" y recordó el testimonio del acusado, que aseguró no haber sabido hasta el último momento cuál era la tarea que aquel 16 de julio se les había encomendado.

Aunque la defensa reclamó la libertad para su representado, sugirió que en caso de tener que cumplir condena, fuera en algún país de Europa occidental, donde las condiciones carcelarias son mejores. El fiscal había seleccionado entre las ofertas recibidas por los países que colaboran con el tribunal como lugares posibles Italia, Noruega o Finlandia.

Erdemovic, que escuchó las alegaciones finales tranquilo, pi dió de nuevo perdón entre sollozos y frases entrecortadas, "por las muertes de todos, no sólo de los que murieron en la granja de Pilica, sino por las víctimas dé todas las nacionalidades".

Municipales en Serbia

[Por otra parte, en Belgrado, líderes de la coalición opositora Zajedrio (Unidos) iniciaron una huelga de hambre mientras que sus partidarios se manifestaban frente al Parlamento, informa Francé Presse. La coalición Zajedno resultó vencedora en las elecciones municipales del pasado domingo pero la la izquierda gubernamental, del presidente Slodoban Milosevic, impugna los resultados para evitar quedar descabalgada de las alcaldías en Serbia.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de noviembre de 1996

Más información

  • La Haya opta por una reducida petición de pena