Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal investiga los apartamentos de Aravaca comprados por varios dirigentes políticos del PP

El fiscal de Urbanismo y Medio Ambiente de Madrid, Emilio Valerio, investiga la situación urbanística de los apartamentos El Mirador Real, construidos en Aravaca junto almonte de El Pardo en 1993 y adquiridos en tercera subasta en 1995 por Mariano, Rajoy, ministro de Administraciones Públicas; Juan van Halen, presidente de la Asamblea de Madrid, ambos del PP, y Jordi García Candau, ex director de Radiotelevisión Española (nombrado por. el PSOE). entre otros miembros de una, comunidad de bienes. Los vecinos de Aravaca denunciaron a la fiscalía presuntas iregularidades de la obra.

Según los vecinos, los citados dirigentes Políticos compraron, por la mitad de precio y como vivienda (para alojamiento habitual y permanente) apartamentos turísticos (sólo utilizables para alquiler) del inmueble mencionado.El 20 de octubre de 1905, Rajoy, Van Halen, García Candau y otras 32 personas se agruparon para comprar en la tercera puja de una subasta (la más barata, que se convoca con precio libre de salida) el edificio de 45 apartamentos turísticos El Mirador Real (el promotor, Francisco Santos, no pudo hacer frente al crédito de 1.000 millones solicitado a Banesto para levantar el edificio).

Los compradores pagaron 1.100 millones de pesetas por el complejo. (24 millones de media por cada apartamento de 110 metros cuadrados, más zonas comunes). "En un barrio donde el precio del metro cuadrado anda por las 500.000 pesetas, los dirigentes del PP compraron por menos de la mitad del precio de mercado"', denuncia el edil socialista José María de la Riva. Según una tasación efectuada seis años antes por el Banco Español de Crédito (3 de noviembre de 1989), este conjunto urbanístico tendría un valor de 2.290 millones. El inmueble está situado muy cerca del monte, de El Pardo. En esa zona, según las normas urbanísticas, sólo se podían hacer casas unifamiliares de 750 metros cuadrados cada una, en parcelas de 2.500 metros. Pero no pisos.

Inscritas como viviendas

"Además de adquirir esta propiedad por la mitad. de, precio, los nuevos propietarios la inscribieron en el registro como viviendas cuando en los planos del Ayuntamiento de Madrid figuraban como apartamentos turísticos (se da la circunstancia de que Rajoy es registrador de la propiedad). En la licencia de obras aprobada por la Junta de, Distrito de Moncloa en marzo de 1991 para El Mirador Real se autorizaba la construcción de un edificio de nueva planta para "uso exclusivo terciario- hospedaje-apartahotel".

Rajoy, Van Halen, García Candau y el resto de los socios de Comunidad de Bienes El Mirador Real compraron el edificio, según las, escrituras, para "uso residencial". El municipio, que había rechazado una operación similar en un edificio próximo (en la calle del Príncipe de Viana), no protestó en éste caso.

La comunidad de propietarios estableció en sus estatutos la necesidad de solicitar al Ayuntamiento el cambio de uso del edificio de terciario a residencial.

El concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, cree que la utilización del edificio como vivienda no es ilegal. "El Plan General de 1985 no determina el tipo de uso de estos apartamentos turísticos". Sin embargo, un real decreto de octubre de 1982 (2877/ 1982) establece con claridad que sólo recibirán la denominación de apartamentos turísticos aquellos que "sean ofrecidos empresarialmente en alquiler, de modo habitual, debidamente dotados de mobiliario, instalaciones, servicios y equipo para su inmediata ocupación por, motivos vacacionales o turísticos".

El abogado Manuel García, propietario de tres apartamentos en El Mirador Real (los tiene alquilados), defiende que la licencia permite tanto el uso residencial como el alquiler con fines turísticos: "El Mirador Real tiene licencia de actividades como explotación hotelera. Bajo esta licencia cabe tanto el uso residencial de los pisos como su alquiler", manifestó el miércoles.

García admite, que conocía al promotor del edificio, Francisco Santos, antes de comprar los apartamentos. Santos, gestor de la sociedad promotora Corporfin y con quien EL PAÍS intentó hablar, sin éxito, no pudo hacer frente al crédito solicitado (1.000 millones) para levantar el edificio. El Banco Español de Crédito ejecutó la hipoteca y subastó. El Mirador Real. Fue entonces cuando se realizó la compra por parte de Raioy, Van Halen, Candau. y el resto de copropietarios.

Rajoy decidió en julio vender su apartamento (el 2,26% del edificio, 24,8 millones de pesetas) al mismo precio que lo compro, según declaró a este periódico su asesora, Belén Bajo. Actualmente están en venta dos apartamentos más del inmueble. Su precio es de 32,5 millones.

Jordi García Candau afirma que él compró el apartamento porque le aseguraron que ya se había cambiado la calificación del edificio. Añade que le ofrecieron el negocio porque juega al tenis en el club López Maeso, anexo al edificio. Y rechaza, la posibilidad de que los promotores hayan buscado compradores de renombre para presionar al Ayuntamiento y evitar un expediente disciplinario.

El Mirador Real está situado junto a un club de tenis de lujo y una carpa, sin autorización municipal, en la que se celebran comidas, bodas, convenciones y diversos actos sociales. El promotor de estas dos instalaciones es el propio Francisco Santos. A dicha carpa han acudido altos dirigentes del PP para celebrar diferentes festejos. Así ocurrió hace algunos meses, cuando el alcalde, José María Alvarez del Manzano, recibió allí la Guinda de Plata, premio de la Asociación, de Artesanos Pasteleros. Le acompañaron Alberto Ruiz-Gallardón, Rodrigo Rato e Ignacio del Río, edil dé Urbanismo.

Negocios con la Xunta

El mismopromotor del inmueble El Mirador Real, Francisco Santos, vendió en noviembre de, 1901 a la Xunta de Galicia un edificio en la calle Casado del Alisal, número 8 (Santos tiene unas oficinas en el número 14 de esa misma calle), para ser utilizado como sede del Gobierno autónomo en la capital de España. La Xunta de Galicia, de la que el, ministro de Administraciones Públicas, Mariano Rajoy, fue vicepresidente desde 1986 hasta septiembre de 1987, pagó 1.750 millones de pesetas por el inmueble a Francisco Santos, según consta en el Registro de la Proipiedad.

En marzo de 1990, el edificio fue tasado (con motivo de la petición de una hipoteca al Banco del Comertio),gn 717 millones de pesetas.

La companía promotora lo había adquirído por 225 millones en mayo de 1989, tal y como figura en el Registro de la Propiedad, para su rehabiIitación.

La adquisición de'este edificio por el Gobierno regional del PP suscitó sospechas en la Asamblea, gallega. Sin embargo, los Populares impidieron en 1992, gracias a su mayoría absoluta, que el Parlamento gallego investigara la adquisición, petición efectuada por el PSOE y el Bloque Nacionalista Gaiego.

Este hecho, ligado al edificio El Mirador Real, ha hecho sospechar al PSOE sobre la gestión urbanística del PP en Aravaca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996

Más información

  • Rajoy, Van Halen y García Candau, adquirieron alojamientos turísticos como si fueran pisos
  • Negocios con la Xunta