Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serbia y Bosnia anuncian el establecimiento de plenas relaciones diplomáticas

Bosnia-Herzegovina y la República Federal de Yugoslavia (RFY) -Serbia y Montenegro- establecerán relaciones diplomáticas plenas. Así lo anunciaron ayer en París los presidentes Slobodan Milosevic, por parte de los serbios, y Alia Izetbegovic, por parte de los bosnios, tras varias horas de reunión en el palacio del Elíseo. El presidente francés, Jacques Chirac, se felicitó por el "éxito" alcanzado gracias a su mediación. Sin embargo, no se estableció fecha para concretar el acuerdo y, sobre todo, quedaron pendientes varios contenciosos que siguen enfrentando a ambos países.

El 14 de noviembre se celebrará una nueva reunión en París. La cita de ayer constituía el primer encuentro personal entre Milosevic e Izetbegovic desde la conferencia de Dayton y el final de la guerra. Se produjo un día después de que la ONU levantara las últimas sanciones contra Serbia y tres días después de la primera reunión de la presidencia colegiada de Bosnia-Herzegovina, surgida de unas elecciones que la comunidad internacional ha dado por buenas, pese a las irregularidades.Las negociaciones duraron más de lo previsto. Chirac empezó reuniéndose por separado con los dos presidentes y luego arbitró un cara a cara y un almuerzo al que se sumó el sueco Carl Bildt, alto representante en Bosnia. De todo ello no salió más que un apretón de manos a tres realizado ante la prensa. Tras la comida recomenzaron las conversaciones y, al fin, se logró pactar un escueto texto, firmado por ambos.

El acuerdo establece un próximo intercambio de embajadores entre Belgrado y Sarajevo y constituye, según Milosevic, "un paso crucial hacia la normalización de la región del sureste europeo". "Dejamos definitivamente atrás el tiempo del enfrentamiento y entramos en el de la cooperación", proclamó el presidente serbio. Milosevic e Izetbegovic anunciaron también negociaciones sobre la sucesión del antiguo Estado de Yugoslavia. El reparto de la deuda (30.000 millones de dólares, unos 3,5 billones de pesetas) es uno de los asuntos pendientes.

La idea del plan esbozado por el Grupo de los Siete consiste en progresar en etapas de seis meses, tras cada una de las cuales se realiza una evaluación, para llegar en el plazo de dos años a la convocatoria de nuevas elecciones y a la puesta en marcha de instituciones estables. Queda pendiente, sin embargo, la querella presentada por las autoridades bosnias contra la RFY, con la acusación de genocidio, ante el Tribunal. Internacional de La Haya. También está por resolver la situación de los acusadas de crímenes de guerra (entre ellos Radovan Karadzic y el general Ratko Mladic) que gozan de libertad en la zona serbia de Bosnia. Y,

sobre todo, la vuelta a sus casas de centenares de miles de refugiados.

[El secretario de Defensa estadounidense, William Perry, dijo anoche en Washington que la misión de la fuerza de paz (Ifor) en Bosnia concluirá en diciembre, tal y como está previsto. Perry dijo además que el envío de más tropas de apoyo para cubrir la retirada no es una forma oculta de prolongar la presencia militar norteamericana en la región. El jefe del Pentágono añadió que aún no ha presentado a Clinton una recomendación sobre si deben participar en una nueva de fuerza de paz en Bosnia. Los republicanos rechazan esta posibilidad. Clinton esperará hasta después de las elecciones presidenciales y legislativas (Cámara de Representantes y un tercio del Senado) del 5 de noviembre para tomar una decisión.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 1996

Más información

  • Perry insiste en que Ifor termina en diciembre