El lago Victoria sólo tiene 12.000 años

En el lago Victoria, el mayor de África, considerado como un cofre del tesoro evolutivo, los científicos llevan muchos años estudiando los centenares de especies de peces muy relacionadas entre sí y que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Sin embargo, hasta ahora no se había logrado desvelar el mayor secreto del lago: su edad.Un equipo internacional de investigadores, que ha utilizado técnicas de teledeteción para estudiar el sedimento del fondo, ha encontrado pruebas de que el lago era una planicie cubierta de hierba hace sólo 12.000 años. Para los biólogos evolucionistas, las implicaciones de este hallazgo son enormes. El descubrimiento, publicado en la revista Science, significa que las 300 especies endémicas de peces que están documentadas en el lago han tenido que evolucionar en un periodo de tiempo increíblemente corto, un instante geológico.

Los investigadores no pretendían estudiar la evolución de las especies sino los cambios climáticos de la historia a partir de los cambios de nivel de las aguas del lago. A bordo de una barca de pesca, utilizaron el método de disparar aire comprimido en el agua para enviar ondas sonoras al fondo y establecer los denominados perfiles de reflexión sísmica mediante la captura posterior de los ecos por una serie de detectores.Barro con polen

Lo que obtuvieron los investigadores fueron datos que indicaban que el barro del fondo desaparecía a muy poca profundidad. Para corroborar el estudio extrajeron material del fondo del lago en columnas de hasta 10 metros de profundidad. Debajo del barro del lago actual encontraron barro con polen que indica la existencia de una zona pantanosa, y más abajo todos los residuos de una planicie llena de hierba que parece extenderse por toda la superficie del lago. Mediante la datación por carbono radiactivo, la antigüedad del lago actual se fijó en 12.000 años, pero se encontraron indicios todavía más profundos de que existieron otros lagos en el mismo lugar con anterioridad. La posibilidad de que peces de estas zonas acuáticas anteriores sobrevivieran en pequeñas zonas que no se secaron o en los ríos circundantes ha sido casi descartada por los investigadores, que dan argumentos topográficos para ello.

Estos datos corroboran otros genéticos anteriores que indican que las especies de peces están relacionadas muy estrechamente, o sea, que divergieron hace muy poco. Lo curioso y triste, tras el hallazgo actual, es que la mitad de las especies documentadas están ya extinguidas, por la perca, un predador introducido artificialmente en el lago recientemente.The N YT News Service.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de septiembre de 1996.

Lo más visto en...

Top 50